Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Los marineros afectados por el acuerdo piden una reunión con Feijóo

Los marineros afectados por el cierre del caladero de Mauritania tras el acuerdo pesquero entre el país africano y la UE reclaman una reunión con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, previa a la nueva comisión bilateral para negociar el pacto, prevista para el 19 de febrero.

Así lo ha señalado el portavoz de CIG-Mar, Xabier Aboi, en una rueda de prensa en Pontevedra con tres patrones de la flota marinense con los que asistió el lunes en Bruselas al debate del Parlamento europeo sobre el acuerdo, que está pendiente de ratificarse tras su entrada en vigor inicial el verano pasado.

"Estamos llegando a la batalla final", ha señalado Aboi, que anunció igualmente una manifestación en Marín para el día 15 y reprochó la ausencia de representantes del Gobierno gallego el lunes en Bruselas, en comparación con la representación canaria que sí asistió al debate.

Aboi y los afectados reclaman una mayor implicación de la Xunta en la presión a Marruecos para que acepte modificar los términos del acuerdo, que veta a la flota gallega, compuesta por 20 pesqueros que emplean a unas 400 personas, de las aguas del país, y que ha causado que los marineros lleven seis meses en tierra.

Aboi ha comentado aspectos del debate parlamentario, en el que a su entender quedó claro que la población de pulpo en esas aguas no está amenazada, y que los informes que empleó la UE están desfasados, porque hablan de 2008 cuando el pulpo tiene una vida de un año y van en contra de estudio más recientes hechos por el Instituto Español de Oceanografía o las palabras de un experto francés durante el debate, que corroboró la tesis de los marineros de que la especie está en buen estado.

Aboi ha señalado que no hay otra alternativa que las aguas de Mauritania, porque los demás países africanos o tienen aguas muy escasas (Gambia) o están cerrados por razones políticas (como Guinea-Bissau, cuyo gobierno no reconoce la UE) o requieren empresas mixtas (Senegal).

Aboi también ha criticado que el acuerdo contemple pagar al país 70 millones de euros para 110 barcos -en un acuerdo que también cubre a los barcos de Irlanda u Holanda, dedicados a la captura de pelágicos- cuando el anterior, por el mismo precio, permitía faenar a 170.

"Nadie discute el derecho de Mauritania a sus aguas", ha recalcado el sindicalista, que critica que el acuerdo con China sea más favorable a la flota del país asiático, cuando la UE es un "socio preferente de Mauritania".

Igual que las negociaciones para los barcos de Pemex, esto se negocia con visitas privadas", ha dicho Aboi, que ha señalado que "los chinos no negocian públicamente".

Aboi también ha deslizado una crítica a Esquerda Unida por las palabras en el debate en Bruselas del parlamentario de ICV que habló favorablemente del acuerdo por su contenido ecológico, cuando en Galicia el partido "dice otra cosa".

Los marineros creen vital una mayor implicación de la Xunta para que la comisión bilateral no se zanje con una mejora de las condicione solo para la flota pelágica.

Los marineros afectados por el acuerdo piden una reunión con Feijóo
Comentarios