sábado. 19.06.2021 |
El tiempo
sábado. 19.06.2021
El tiempo

Feijóo resiste a los ataques en un debate huérfano de propuestas

Los partidos de la oposición intentaron acorralar a un candidato del PP que defendió su proyecto y gestión frente a una alternativa "de demasiadas voces e tendencia" ►La guerra de cifras marcó la primera parte de un debate estático, que se animó en el bloque de políticas sociales y se vio envuelto en cierta polémica en la improvisada ronda sobre la política de pactos

Los cinco candidatos de los principales partidos que concurren a las elecciones del 25 han llamado al voto, con un claro mensaje dirigido a los indecisos, en el debate celebrado la CRTVG en el que todos han querido hacer ver que el futuro de Galicia está muy "en juego". El debate, muy encorsetado dado el formato que pactaron los partidos, ganó ritmo según avanzaba y en casi todo momento pivotó entre las críticas al Gobierno de Feijóo y la defensa del presidente en funciones de su gestión frente a un modelo de alternativa "de demasiadas voces e tendencias".

El líder del PPdeG, que tratará de abrochar su tercera mayoría absoluta consecutiva, ha remarcado que "cree en Galicia" porque le debe todo a una tierra en la que aprendió a leer y a escribir y que, para él, es su "vida", por lo cual tratará de mantenerse como un "servidor público de los intereses generales" de esta Comunidad.

"Lamentablemente hay demasiadas tendencias" pero, por encima de todas ellas, ve que se impone la suya, porque "para bien y para mal soy Alberto Núñez Feijóo, con todos mis errores pero también algún acierto", ha dicho, para a continuación avanzar que puede ser "mejor presidente" que en estas últimas dos legislaturas y ese es su deseo.

El jefe del Ejecutivo gallego en funciones no ha podido dejar de referirse, después de su turno final en el que ha pedido un respaldo masivo, a su futuro hijo, ahora que se ha conocido que será padre en el mes de febrero, y sobre ello ha comentado que ojalá que "el gallego que va a venir", -es un niño, su primer vástago-, "venga bien, que ese gallego que va a venir, venga bien", ha destacado.

El aspirante socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, que durante varios momentos de este espacio mantuvo un cuerpo a cuerpo con Núñez Feijóo, se ha dirigido a la ciudadanía, a su vez, para que todos sepan que lo que van a determinar las urnas es "resignación o esperanza", el deterioro del mercado laboral o mayores oportunidades de empleo.

"El cambio es posible", ha abundado, y puede ser una realidad esa de apostar por las personas, por la igualdad de género, por no pagar los libros de texto y, por lo tanto, puede convertirse en real una Galicia que "mira alto, que pisa más fuerte, y nosotros somos los del cambio".

El cabeza de cartel de En Marea, Luis Villares, ha recordado las cuestiones que a su juicio hicieron a muchos estar "indignados" y ha aludido a los derechos "negados" con el objeto de que la gente se mentalice de la necesidad de apostar por unas siglas que se dirijan a las mayorías sociales, a un "país más justo en el que todos podamos ser un poco más felices".

La nacionalista Ana Pontón ha resaltado que está "en juego" el futuro del país y ha reclamado que no ocurra que la esperanza "se vaya como el agua entre las manos", porque se puede hacer "algo distinto, confiar en las fuerzas propias", en el Bloque, y el 25 "podemos hacerlo", razón por la que ha solicitado el mayor apoyo posible.

La candidata de Ciudadanos, Cristina Losada, la única que ha utilizado la lengua castellana, ha invitado a pensar en qué Galicia se quiere vivir y la respuesta es que en la del paro no, tampoco en aquella en la que los jóvenes se van o que "favorece" enchufados y pone trabas a los autónomos, y sí en la "Galicia que mejora e innova".

En este debate a cinco, prácticamente los cinco candidatos no han confrontado entre sí, puesto que cada uno se ha dirigido a Alberto Núñez Feijóo, sobre todo en el bloque de regeneración democrática, en el cual Alberto Núñez Feijóo se ha declarado "contundente contra la corrupción".

"Soy el primer presidente de la Xunta con declaración de renta y patrimonio" publicada, ha subrayado, y ha recordado que los gallegos no lo han escogido, y tampoco lo harán, para que mienta, por lo que ha enarbolado una defensa de la transparencia y contra las prácticas ilícitas.

Fernández Leiceaga ha reclamado una comisión antifraude y una ley de transparencia "de verdad" y Ana Pontón "un gobierno que diga verdades y tenga paredes de cristal", y que investigue, un aspecto ante el cual ha preguntado al PP por qué "secuestraron" la comisión del Alvia y de las cajas de ahorro gallegas.

Cristina Losada ha abundado en que en España hay dos mil imputados por corrupción "y no pocos están en Galicia", por lo que se ha decantado por "echar a los imputados de los cargos, eliminar aforamientos, limitar mandatos y proteger a los funcionarios que destapan casos de corrupción".

En el apartado de modelo institucional, Núñez Feijóo se ha declarado autonomista y galleguista, Ana Pontón ha reivindicado el derecho a decidir como "nación soberana" que es Galicia, Leiceaga se ha declarado en contra de la autodeterminación, "no estamos en eso", y Luis Villares no ha abordado en profundidad esta cuestión.

Cuando tocó el turno de las políticas de bienestar, el tema se zanjó con Núñez Feijóo defendiendo el sistema educativo y sanitario y el resto criticando los recortes, al igual que en el bloque, de los cinco perfilados, dedicado a los sectores productivos y en el de la economía y empleo, donde le han rebatido que hayan descendido las cifras del desempleo y él ha replicado alegando si las estadísticas oficiales son un engaño.

Feijóo resiste a los ataques en un debate huérfano de propuestas
Comentarios