Lo interceptan en una zona de marcha de Lugo cuadruplicando la tasa de alcoholemia al volante

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía interceptaron la pasada madrugada a un conductor que circulaba con una "trayectoria extraña" hacia una conocida calle de copas de la ciudad de Lugo y que, tras ser sometido al control de alcoholemia, arrojó una tasa casi cuatro veces superior a lo permitido por la ley.

Fuentes policiales informaron a EFE de que una patrulla que realizaba labores de prevención de la delincuencia en la zona de la Marina Española observó como un coche que pasó a su lado seguía una trayectoria irregular por la calzada, de modo que procedió a interceptarlo.

Hasta el lugar se desplazaron al menos tres unidades del Cuerpo Nacional de Policía, dado que los agentes que le dieron el alto solicitaron refuerzos ante el estado de embriaguez del conductor.

Finalmente, se solicitó la presencia de la Policía Local, que sometió al conductor al correspondiente control de alcoholemia, en el que arrojó una tasa de 0,92, por lo que el vehículo quedó inmovilizado y se tramitaron diligencias contra él por un supuesto delito contra la seguridad vial.