La enésima borrasca provoca crecidas y desbordamientos en Lugo y Ourense

Un tramo del paseo del Miño en la capital lucense se cortó por la subida del nivel del río
Tramo del paseo del Miño cortado por la crecida del río. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Tramo del paseo del Miño cortado por la crecida del río este miércoles. VICTORIA RODRÍGUEZ

Llueve sobre mojado en Galicia, que sumó este jueves unas intensas precipitaciones que han elevado el nivel de los ríos y han provocado algunas inundaciones. Ocurrió en Ourense con el Miño desbordado y la zona termal anegada, por un elevado nivel de agua que en Lugo ya llevó a cortar el miércoles un tramo del paseo del Miño a los peatones

El elevado nivel del agua también ha obligado en el embalse de Belesar a desalojar agua, porque está a más del 90% de su capacidad. 

En cuanto a los ríos en alerta por posibles desbordamientos han alcanzado los once. Según ha detallado el 112 Galicia, la Xunta mantiene activo el Plan especial de riesgo por inundación ante la subida del caudal del río Landro, en Viveiro; el Ouro, a su paso por Foz (Lugo).

También se prevé que puedan producirse crecidas en el río Xallas a su paso por Santa Comba (A Coruña) y en el Tambre, en Oroso y Val do Dubra (A Coruña); el Xubia, en la localidad de San Sadurniño (A Coruña); ; el Mendo, en Betanzos (A Coruña); y el Mero y el Telva, en Cambre (A Coruña); así como en el Dubra. También en el Mera, en Ortigueira (A Coruña). Adicionalmente, podrían registrarse avenidas en los ríos Furelos y Miñor, en Santiso (A Coruña) y Gondomar (Pontevedra).

Según la información recibida a través de los sistemas de control y seguimiento, estos ríos han superado los umbrales establecidos tras presentar un crecimiento significativo de sus caudales, por lo que podrían observarse crecidas puntuales en los mismos.

Además, el 112 Galicia ha sido informado de la situación de los cursos fluviales del río Mayor en Bergondo (A Coruña), el Sar en Rois (A Coruña), el Cádavo en Fene (A Coruña) y el Valga en el ayuntamiento coruñés homónimo.

En Ourense, la acumulación de agua provocó la inundación del paseo de O Tinteiro que discurre por el margen del Miño y la zona termal de la ciudad. Durante la mañana de este jueves, el caudal del río se mantuvo por debajo de los umbrales establecidos en toda la comunidad, aunque hay márgenes inundados tras las crecidas. 

Más allá del Miño, en la provincia de Ourense se han detectado crecidas del río Arnoia en la localidad homónima y Baños de Molgas, y del Avia en Ribadavia. Mientras, el caudal del Támega, que había excedido su curso en Verín, Oímbra y Monterrei, disminuyó en las últimas horas. 

La Xunta mantiene activo el plan especial para el riesgo de inundaciones en Galicia (Inungal) ante la posibilidad de que las lluvias provoquen nuevas inundaciones en la comarca de Verín. También se ha alertado del aumento del caudal de los ríos Miñor en Gondomar y Telva y Mero en Cambre. 

Asimismo, agrupaciones de Protección Civil han puesto en marcha distintos operativos para comprobar la situación y revisar las zonas más afectadas por las crecidas.

Así las cosas, el centro de atención a las emergencias ha llamado a la ciudadanía a incrementar la precaución en especial en carreteras y vías secundarias próximas a puentes o torrentes dadas las dificultades que puede causar en la circulación la subida repentina de los caudales.

La noticia positiva es que la de este jueves puede ser la última borrasca relevante en unos días.

Comentarios