Concluye el operativo de rescate en Cerdedo-Cotobade con seis muertos y dos supervivientes

El vehículo, que cubría el trayecto Lugo-Vigo, se precipitó a la altura de Pedre ► El chófer, que ha dado negativo en las pruebas de alcohol y drogas, y una mujer han sido rescatados

El operativo de rescate de los pasajeros que iban en el autobús que se precipitó en Nochebuena al Lérez en Cerdedo-Cotobade ha permitido recuperar seis cadáveres. 

El conductor y una mujer han sido rescatados con vida después de que un autobús de Monbús, que se dirigía a Pontevedra por la N-541, se saliese de la vía precipitándose al río Lérez en una caída de 75 metros. De madrugada se recuperaron dos cadáveres y, tras reanudarse el operativo este domingo por la mañana, se localizaron otros cuatro, uno de ellos en el interior del autobús y el resto, río abajo.  Está confirmada la identidad de tres fallecidos, que son de Lalín, Agolada y Soutomaior.

Una vez concluido el operativo de búsqueda de los pasajeros, ahora las tareas se centran en sacar el vehículo del cauce del Lérez, para lo que se están realizando pruebas de carga.

El autobús, en el río Lérez 2. RAFA FARIÑA
Izado de uno de los cadáveres recuperados de dentro del autobús. RAFA FARIÑA

El accidente se produjo pasadas las 21.00 horas, a la altura de Pedre, en Cerdedo-Cotobade, en un momento en el que llovía intensamente. Desde un primer momento trabajaron varios equipos de Bomberos de Ribadumia y Protección Civil de Cerdedo-Cotobade para completar un complicadísimo rescate de los pasajeros.

Entrada la madrugada tuvo que suspenderse el operativo por el elevado caudal del Lérez y la fuerza de la corriente: el agua llegaba al techo del habitáculo del autobús.

Operativo reanudado este domingo

El operativo se reanudó poco antes de las 10.00 horas de este domingo. Trabajan en el mismo Bomberos del Deza y Pontevedra, GES de A Estrada, Urgencias Sanitarias de Galicia-061, Protección Civil de la localidad, Guardia Civil de Tráfico y personal de mantenimiento del Ministerio de Fomento. El tráfico está siendo desviado por Vichocuntín.

El bus realizaba el trayecto Lugo-Vigo y salió de la capital lucense a las 19.45 horas. En Monterroso recogió a dos familiares de presos que están en la cárcel lucense a los que habían ido a visitar por Nochebuena.

En un primer momento consiguieron rescatar con vida al conductor y a uno de los pasajeros. Según informó el 112 poco antes de las dos de la madrugada, el chófer fue trasladado al Chus, mientras que la pasajera herida fue llevada al Hospital de Montecelo. Su estado no reviste gravedad.

El conductor del autocar, según ha confirmado la Guardia Civil, ha dado negativo en las pruebas de alcohol y droga. 

Rueda se desplaza hasta el lugar del accidente

El presidente de la Xunta acudió este domingo al lugar del accidente, desde donde trasladó sus condolencias a los familiares de las víctimas y agradeció el trabajo de los profesionales de emergencias que se encargan del operativo de rescate. 

Una llamada desde dentro del autobús alertó del accidente

El accidente se produjo alrededor de las 21.15 horas. La primera llamada al 112 la hizo un particular que observó la barrera de protección de la carretera, la N-541, destrozada. Aseguraba que eso solo podía deberse a que un vehículo cayese por ese lugar. Pese a ello, esta persona, tras asomarse al puente, no lograba ver nada. Era noche cerrada y llovía intensamente.

La siguiente llamada, según informa el 112, llegó desde dentro del autobús. Así se conocen nuevos datos: era un autocar de la compañía Monbús que realizaba el trayecto entre Monterroso y Vigo, tras haber salido de Lugo. También fueron informados de que el habitáculo se empezaba a llenar de agua y se precisaba que el número de pasajeros era entre seis y ocho.

La búsqueda se centra en el río

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ha confirmado que en el autobús siniestrado este sábado en el municipio pontevedrés de Cerdedo-Cotobade viajaban nueve personas. 

Asimismo, Larriba ha afirmado que, según han trasladado los servicios subacuáticos de la Guardia Civil, en el interior del autobús no hay más personas, por lo que la búsqueda se centra ahora en el río.

(4G5A9727.JPG) SUCESO ACCIDENTE UN AUTOBUS SE PRECIPITA AL RIO LEREZ EN PEDRE CERDEDO COTOBADE11172
Un agente con pertenencias de los pasajeros. RAFA FARIÑA

En declaraciones a los medios en el lugar del siniestro, la subdelegada del Gobierno ha asegurado que ya han llegado restos del autocar siniestrado a una presa situada río abajo en Campo Lameiro. Además, ha señalado que, tras confirmar que no hay más personas en el interior del bus, intentarán proceder a la extracción del vehículo, que se precipitó desde un puente de unos 75 metros de altura.

Jorge Cubela: "Es la desgracia más grande"

El alcalde de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, ha calificado el accidente como "la desgracia más grande" que podía sufrir su municipio. "Es una tragedia sin paliativos, no hay palabras que describan la mala suerte que ha habido esta noche en nuestro ayuntamiento", ha explicado en el lugar del accidente.

"Uno de los supervivientes es el conductor del autobús, que ha dicho que iban dentro seis u ocho personas, por lo que es la información con la que trabajan los equipos de emergencias", ha proseguido.

Cubela ha apuntado a que la carretera nacional 541, el punto donde se produjo el accidente, tiene siniestralidad, si bien el puente por donde cayó al río Lérez está en una recta. 

"Esta carretera con esta lluvia y con el temporal estaba ya mal, bien es cierto que esto es una recta, donde no debería haber ningún problema, pero desconocemos los motivos y las causas, aunque en esta carretera siempre hay salidas de vía, hay numerosos accidentes, y vemos la desgracia más grande que podíamos sufrir esta noche en nuestro ayuntamiento", ha concluido.

"Esta carretera con esta lluvia y con el temporal estaba ya mal, bien es cierto que esto es una recta, donde no debería haber ningún problema, pero desconocemos los motivos y las causas, aunque en esta carretera siempre hay salidas de vía, hay numerosos accidentes, y vemos la desgracia más grande que podíamos sufrir esta noche en nuestro ayuntamiento", ha concluido.