miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 05.08.2020
El tiempo

El largo camino de los vertederos al reciclaje

Trabajadores y autoridades en la planta de Cerceda. AGN
Trabajadores y autoridades en la planta de Cerceda. AGN
Sogama acaba de cumplir 20 años, un tiempo en el que transformó tanto el paisaje como la cultura ambiental de la comunidad. Y ya está lista para el reto que viene: la economía circular

"Es uno de nuestros mayores orgullos y confiamos en poder hacer partícipes de este sentimiento al conjunto de los gallegos". Con estas palabras resumía el presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, el proyecto ambiental radicado en Cerceda con motivo de su vigésimo aniversario. Un tiempo en el que la sociedad ambiental y su complejo industrial jugaron un papel fundamental, impagable y en ocasiones no reconocido en la transformación de Galicia.

Atrás quedan los tiempos del papel en el suelo, los vertederos ilegales salpicando el paisaje, los residuos peligrosos vertidos por las cunetas... "Galicia ha dado un salto, tanto cuantitativo como cualitativo, en la gestión de los residuos urbanos, haciéndola infinitamente más sostenible".

En un multitudinario acto en Cerceda, autoridades, trabajadores y técnicos recorrieron las renovadas instalaciones y coincidieron al señalar la importancia de Sogama en la historia reciente de la comunidad. Y fue también un día para los agradecimientos. Por boca de su presidente, Sogama agradeció el apoyo de los accionistas —Xunta de Galicia y Naturgy—, así como la dedicación de los cientos de personas que desempeñan su labor en esta instalación y que se esfuerzan para que los residuos generados cada día por más de 2.242.000 gallegos se transformen en recursos.

Década de los 90: los cimientos

Aunque hoy suene a prehistoria, no hace tanto que Galicia sufría los nocivos efectos ambientales y sobre la salud derivados de la actividad de 300 vertederos municipales que no cumplían las mínimas condiciones de seguridad y control, a los que se sumaban más de 3.000 puntos de vertido ilegal. La Galicia de entonces se deshacía de sus residuos donde podía.

Fue entonces, tras un exhaustivo diagnóstico y evaluación por parte de un comité científico, cuando el Gobierno autonómico propuso la creación de una empresa público-privada —51% en manos de la Xunta el 49% en la de un socio tecnológico, hoy Naturgy— para asumir un proyecto con tres características esenciales. Que fuese global: pensado para atender las necesidades de todo el territorio gallego; también integral: concebido para aplicar de forma prioritaria el principio europeo de las tres erres —reducción, reutilización y reciclaje—; y solidario: con un mismo canon para todos los ayuntamientos. Eran los cimientos de Sogama, curiosamente los mismos sobre los que se asienta hoy en día.

Además de la filosofía de reciclar todo lo que se puede, Sogama también nacía apostando por la la valorización energética de la parte no reciclable: sacar energía —biogás— de esos residuos, hoy por hoy el tratamiento finalista con menos impacto.

El papel de la Unión Europea

De este modo, el plan Sogama fue avalado por la Unión Europea a través de la concesión de 72,21 millones de euros procedentes de los fondos de cohesión, erigiéndose entonces en el único proyecto en España que superó el correspondiente sistema de control del Parlamento Europeo aplicable a los fondos sin ser una gran infraestructura de comunicación.

El complejo medioambiental de Cerceda tomaba así forma concebido como un todo conformado por distintas plantas, desempeñando cada una la función encomendada, pero operando de forma coordinada y en plena sintonía con las demás para dar el mejor tratamiento posible a los residuos urbanos de Galicia.

Enero de 2000: la inauguración

El 20 de enero del año 2000, el entonces presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga Iribarne, inauguró el complejo medioambiental de Sogama en Cerceda.

Europa avala el proyecto

El 27 de abril de 2001, el entonces comisario de Política Territorial de la Unión Europea, Michel Barnier, visitó el complejo de Cerceda, dándole entonces su visto bueno. "Hay proyectos que merecen la calificación de enhorabuena, felicitaciones o sobresalientes, por ejemplo Sogama, que me pareció el complejo más moderno de Europa", dijo en su momento. Asimismo, respaldó la creación de sistemas de partenariado entre el sector público y privado, como es el caso de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, para impulsar el desarrollo de las regiones.
Una década después, en 2011, la Comisión Europea encargó una evaluación ex post del modelo Sogama a través de la cual se acreditaron sus incuestionables beneficios desde el punto de vista ambiental, con la clausura de vertederos y tratamiento de residuos urbanos acorde con la legislación vigente; económico, con la generación de riqueza y empleo con 500 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos; y social, al velar por el bienestar y la calidad de vida de casi tres millones de gallegos.

Dos décadas de evolución

De la evolución de Sogama y el cuidado ambiental en Galicia en estas dos décadas hablan las cifras por sí mismas. En el año 2000 utilizaban los servicios de la sociedad 71 ayuntamientos, mientras que hoy están adheridos 295 —el 94% del total en Galicia—, que aglutinan una población superior a los 2.242.000 habitantes.

Desde su entrada en operación, se trataron en el complejo, y por tanto no se vertieron, de más de 10 millones de toneladas de residuos, cantidad con la que se podría llenar alrededor de 50 estadios de fútbol como Riazor o Balaídos,

Si bien las tecnologías disponibles hace años solo permitían recuperar, de la basura en masa, el acero y el aluminio, posteriormente se consiguió separar el vidrio, ofreciendo un balance total de 342.757 toneladas de materiales recuperados.

Además, la energía bruta producida en Cerceda desde el inicio de su actividad asciende a 8.832.534 MWh brutos, equivalente al consumo energético del 12% de los hogares gallegos.

Transporte más respetuoso

En el año 2016, Sogama decide reforzar el transporte de residuos urbanos por tren y logra subir del 25% al 55%. Hasta el día de hoy la entidad ha transportado por ferrocarril 3.757.525,07 toneladas, evitando con ello que hubiesen circulado por la carretera 187.876 camiones. Se impulsa así un medio de transporte más respetuoso con el medio ambiente por la menor emisión de CO2, con menor siniestralidad, con mayor sincronización horaria y menores molestias ciudadanas.

Año 2018: la gran ampliación

Si hay una fecha marcada en rojo en el registro de grandes hitos de Sogama durante esas dos décadas esa es sin duda el año 2018, cuando se pudo en marcha la mayor ampliación y transformación del complejo ambiental de Cerceda. Hasta ese momento, tenía una capacidad nominal inicial para 550.000 toneladas anuales y Sogama recibía del orden de 800.000, lo que saturaba la planta y reducía su potencial eficiencia. Así, en 2018 se procedió a ampliar esta infraestructura para llegar a 1.000.000 de toneladas al año. Para elo, se construyó una nueva planta de recuperación de materiales contenidos en la basura en masa, en línea con la industria 4.0, y se remodeló la antigua planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible.

El complejo de Sogama cuenta hoy con capacidad suficiente no solo para tratar en condiciones óptimas la totalidad de residuos urbanos producidos por los ayuntamientos adheridos a su sistema sino los generados por toda Galicia. De hecho, con esta mejora la compañía pública incrementará exponencialmente su aportación al reciclaje y reducirá el uso del vertedero hasta llegar en 2020 al vertido técnico cero, exigencia del Parlamento Europeo para todos los Estados miembros en 2035.
Es decir, Sogama se adelanta así en 15 años al cumplimiento de los requisitos de la Unión Europea.

Mano a mano con la sociedad

En el marco de la política de transparencia que caracteriza a esta empresa pública, Sogama siempre mantuvo abiertas las puertas de su complejo  para que los ciudadanos pudiesen conocer de primera mano su actividad. Por el mismo pasaron ya más de 76.200 visitas, desde escolares y universitarios hasta asociaciones, colectivos sociales, empresarios y delegaciones de  comunidades españolas y de distintos países del mundo.

Además, Sogama se enraizó en la sociedad gallega desde el principio, funcionando como un agente educador y sensibilizador sobre la importancia de cuidar el entorno a través de cursos, conferencias, jornadas, charlas, material, programas de compostaje... Un eje de su filosofía es caminar siempre de la mano de la sociedad.

Nueva década: ¿y ahora qué?

Con la planta de Cerceda ampliada y renovada y la mayor parte de Galicia adherida a su sistema, Sogama afronta la nueva década con la intención de asumir el reto más inminente: la Sogama circular. La idea de la sociedad ambiental es la de liderar la transición gallega hacia esta nueva economía, basada en conseguir un sistema productivo más económico, más ecológico y más humano.

Cerceda: "Grande, robusto, sabio y eficiente"
El presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, calificó el complejo de Cerceda como el "más grande, más robusto, más sabio y más eficiente", además del espejo en el que se miran muchos países del mundo. "Hoy es uno de nuestros mayores orgullos", afirmó con motivo del vigésimo aniversario.

SOGAMA3

Evolución: Una modernización constante
A finales de 1998 se puso en marcha la planta de clasificación de envases ligeros para separar en la misma los envases de plástico, las latas y los briks del contenedor amarillo, una nave que en 2008 se automatizó. Es un ejemplo de que la modernización del complejo de Cerceda es constante.

Sogama

Aniversario: Autoridades por los veinte años
Con motivo de sus 20 años, Sogama celebró en su sede un acto presidido por la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, acompañada por la conselleira de Mar, Rosa Quintana, y numerosos alcaldes, concejales, técnicos, cargos de la Xunta y Naturgy y representantes de empresas del sector.

SOGAMA4

Modelo: Éxito de la sintonía público-privada
No era tan habitual hace 20 años la colaboración público-privada para sacar adelante proyectos de la envergadura de Sogama. Hacerlo requirió "valentía", algo que ahora se agradece vistos los resultados del proyecto: "En su sector el mejor de Galicia, el mejor de España y el mejor de Europa".

SOGAMA5

Orgullo: "Un referente en España y el mundo"
"Sogama es un referente en Europa y en el mundo", dijo la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, que recordó que gracias a la sociedad ambiental Galicia se adelanta 15 años —de 2035 a 2020— al plazo pretendido por la Unión Europea para lograr el 10% de límite de vertido.

El largo camino de los vertederos al reciclaje
Comentarios