sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

ASTURIAS YA INICIÓ EL CONTROL DE LA PRESENCIA DE MARIPOSAS EN LOS CAMPOS MEDIANTE POLILLEROS

La Xunta hizo una inspección a las patatas del mercado de Ribadeo

Mercado de Ribadeo
Mercado de Ribadeo
La recogida casa por casa siguió en Trabada y en Lourenzá, aunque será necesario volver

La crisis de la patata se dejó sentir muy de cerca en el mercado semanal de los miércoles de Ribadeo. Por primera vez las anunciadas inspecciones se hicieron efectivas y algunos de los vendedores que acudieron a dicho mercadillo tuvieron que explicar la procedencia de las patatas para corroborar que ninguna de ellas venía desde las zonas declaradas bajo el efecto de la plaga de la polilla guatemalteca, que son básicamente los municipios de A Mariña y sus colindantes, así como los del Occidente de Asturias y también sus aledaños.

No hubo ningún incidente. Las inspecciones, hechas a primera hora, se desarrollaron sin problema y no fue necesario realizar ningún tipo de incautación ni hubo problemas con los vendedores. No fueron las únicas acciones de este tipo este miércoles ya que hubo también controles, aunque en este caso de camiones de transporte en el municipio chairego de Meira, donde tampoco se desarrollaron incidentes. Al menos por el momento se está cumpliendo la normativa de la Xunta en materia de transporte y venta de patatas en la comarca de A Mariña.

RECOGIDA. Mientras en el mercado de Ribadeo se hacían estas inspecciones, en los municipios de Trabada y Lourenzá continuaron realizando la recogida de patatas casa por casa.

Un total de diez furgonetas del Seaga siguieron recogiendo los sacos de patatas por las viviendas de los vecinos en los núcleos de ambos municipios.

Posteriormente acudían al punto limpio de Trabada o al mercado ganadero de Vilanova de Lourenzá donde las depositaban en un camión que las transportaba hasta Cerceda.

Tampoco este miércoles hubo incidente de ningún tipo salvo los despistes y falta de información que ya se habían registrado en la jornada anterior entre muchos de los vecinos cuando llegaban los operarios a recoger las patatas.

En general, la gente no dispone de información sobre que les van a pasar a recoger por sus casas y tampoco de aspectos más detallados, como el tipo de sacos en los que tienen que guardar las patatas o la colocación de trampas biológicas que también tendrán que llevar a cabo.

A falta de datos, parece claro que los operarios del Seaga tendrán que pasar de nuevo por Trabada y Lourenzá a recoger mucha patata que los vecinos todavía no entregaron, como sucedió ya antes en otros concellos.

En Ortigueira, donde el martes hubo problemas con el alcalde porque denegó el uso de una zona junto al punto limpio para estas operaciones, ayer esto se solucionó trasladando el camión a una zona propiedad de la Xunta de Galicia.

CALENDARIO. La recogida continúa este jueves y este viernes en los municipios de O Valadouro y Ourol.

La Xunta hizo una inspección a las patatas del mercado de Ribadeo
Comentarios