La UDC registra altos niveles de radón en dos facultades pero dice que "no son preocupantes"

Se han registrado entre 3.000 y 4.000 becquereles por metro cúbico en el sótano del edificio que comparten Sociología y Ciencias de la Comunicación, seis veces más del máximo permitido
Edificio que alberga las facultades de Sociología y Ciencias de la Comunicación
photo_camera Edificio que alberga las facultades de Sociología y Ciencias de la Comunicación

La Universidad de A Coruña ha indicado este jueves que tiene niveles de radón por encima del máximo permitido en el centro que alberga las facultades de Sociología y de Ciencias de la Comunicación, pero "no son preocupantes" y trabaja para reducirlos.

Las mediciones realizadas por el laboratorio de radioactividad ambiental de la Escuela Universitaria Politécnica muestran niveles elevados de ese gas cancerígeno en el sótano de este edificio en el campus de Elviña.

En esa planta, donde está el estudio de radio, el plató de televisión, los camerinos y el área de postproducción, se han registrado entre 3.000 y 4.000 becquereles por metro cúbico, cuando el nivel de riesgo es de 600, informa la Universidad en un comunicado.

El servicio de prevención de riesgos laborales ha entregado a los decanos de ambas titulaciones un plan de medidas de limitación del radón "que consiste en la instalación de un sistema de ventilación, pues se trata de un gas muy volátil". El protocolo indica que se seguirán efectuando mediciones para comprobar que los resultados son adecuados y en caso de no lograr reducir su concentración será necesario limitar el tiempo de uso de las instalaciones determinadas horas hasta conseguir los resultados.

Los técnicos afirman que "los niveles detectados no son preocupantes porque una medición de concentración no indica el mismo nivel de exposición por parte de los usuarios", aunque se toman medidas "hasta conseguir niveles normales", señala la Universidad.

El sindicato COO ha denunciado el incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, tras las informaciones que apuntaban a que se superaba hasta catorce veces el máximo, aunque la Universidad indica que es la mitad. También pide que no se distinga entre "trabajadores de primera y de segunda", pues ha habido reuniones con funcionarios y profesores, pero no con personal de limpieza, cafetería o vigilantes.

Añade que los niveles detectados aumentan de manera significativa las probabilidades de padecer un cáncer, y citan denuncias previas que hablaban de entre tres y nueve casos de tumores entre los profesores del centro motivados por la supuesta presencia de un antiguo almacén de productos químicos, lo que ha negado la Universidad de A Coruña.

Comentarios