Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

La RAG recibe las cartas de un ejecutado en 1937

La Real Academia Gallega (RAG) ha recibido hoy "un espistolario de características hasta ahora desconocidas" de manos de la nieta de José Mejuto Bernárdez, que las escribió desde su cautiverio durante la Guerra Civil poco antes de ser ejecutado en 1937.

El presidente de la RAG, Xesús Alonso Montero, se ha mostrado muy "emocionado" al recibir de Ana Paula Mejuto, nieta del autor, las cuarenta cartas que narran la estancia de un mecánico en la prisión de Pontevedra y en el campo de concentración de la Isla de San Simón hasta su fallecimiento.

"Estas cartas fueron escritas por José, que era un republicano de Cangas do Morrazo que no tenía responsabilidades políticas en ningún partido, aunque confiesa en sus cartas que tenía una ideología de izquierdas", ha indicado.

En los documentos se observa cómo fue encarcelado como "venganza personal" de un pariente que se dedicó a "echar leña al fuego", algo que finalmente supondría "su condena a pena de muerte".

"Me sorprenden por varios motivos, como que están muy bien escritas aunque no era profesor, era mecánico, y desde la prisión anima siempre a la familia, mujer e hijos, que creen que está metido en un paraíso que es la isla de San Simón, que sería un paraíso si no fuese porque entonces era cárcel", ha añadido.

Ana Paula se ha manifestado "honrada" con poder hacer que el patrimonio de su abuelo, que era de la localidad pontevedresa de Cangas do Morrazo, pueda pasar a formar parte del archivo de la RAG, para que los investigadores puedan trabajar con él.

Ha explicado que de momento dona unas copias de los documentos originales, pues está escribiendo un libro sobre ellas, pero en cuanto lo termine y lo publique entregará los originales a la Academia de la Lengua Gallega.

Su abuelo fue ejecutado con apenas treinta años, entonces su viuda y sus hijos emigraron a Buenos Aires, en la década de 1950, por lo que ahora "una porteña con la cultura gallega como herencia" hace su particular relato sobre una historia muy emotiva.

Olivia Rodríguez González, corresponsal de la RAG profesora de Historia de la Literatura, es la descubridora de estas joyas, a raíz de una conversación en la que "a los diez minutos estaba convencida de que se trataba de algo grande", tanto que se preguntó "si realmente existían".

La RAG recibe las cartas de un ejecutado en 1937
Comentarios