sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

La esperanza en la lucha contra el coronavirus está en el plasma

Donación de sangre.
Donación de sangre.
Hospitales gallegos trabajan ya en la identificación de pacientes curados para extraerles la parte de la sangre que alberga anticuerpos

El Ministerio de Sanidad autorizó esta semana el inicio de contactos con pacientes que, habiendo superado la enfermedad de la Covid-19, puedan ser candidatos a donar plasma susceptible de ser usado en otras personas con coronavirus para combatir la enfermedad. En Galicia, algunos hospitales ya se han puesto en marcha para hacer realidad una terapia en la que hay depositadas muchas esperanzas.

¿En qué consiste esta terapia?

La llamada fórmula del plasma convaleciente, plasmaterapia o terapia de anticuerpos pasiva consiste en usar plasma de una persona que haya superado la enfermedad, en este caso Covid-19, para hacer transfusiones a otros pacientes que la estén sufriendo. No se trata de algo novedoso ya que hay quien remonta los primeros experimentos a hace un siglo. Si los pacientes que ya estuvieron contagiados presentan inmunidad ante este virus se puede usar su sangre para ayudar a otros enfermos en su recuperación.

¿Cómo se realiza en la práctica?

Lo primero es tener pacientes que hayan superado la enfermedad, que en el caso de Galicia es una cifra todavía baja: 333. En segundo lugar, hay que identificar a aquellos aptos para donar, en el marco de una serie de recomendaciones de seguridad y calidad, para la obtención de ese plasma a través del sistema de donación llamado plasmaféresis. Las premisas que se deben cumplir son la seguridad del donante, la seguridad del personal sanitario y la seguridad y calidad del producto obtenido. Cuando se tiene, se inyecta en el cuerpo del enfermo.

¿Qué es el plasma?

Es el suero o porción líquida de la sangre, sin glóbulos rojos ni plaquetas. Está formado por agua, sales, anticuerpos y otras proteínas y se usa en numerosas terapias. Es capaz de almacenar durante años algunos de esos anticuerpos -los de otras enfermedades permanecen menos tiempo- que el organismo generó para combatir una enfermedad, de ahí su valor.

¿Hay garantía de éxito?

Las garantías al 100% cuando se habla de un virus tan desconocido como este no existen. Sí que hay, sin embargo, cierto optimismo. «Se ha constatado la eficacia de este tratamiento en otro tipo de pandemias producidas por virus como el coronavirus SARS o el ébola. Por esto, estamos muy ilusionados y esperanzados en que esta nueva terapia resulte eficaz y nos permita disponer de una nueva arma en la lucha contra esta pandemia», explica la jefa del servicio de Hematología del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), Carmen Albo.

¿Se probó en esta pandemia?

El plasma de paciente convaleciente se probó ya en China, epicentro de la crisis del coronavirus. Sin embargo, se hizo libremente y sin la supervisión de ningún grupo de control, que sería lo habitual y lo razonable. Es el mismo modus operandi de Estados Unidos, donde se utiliza libremente, por lo que hay mucha cautela sobre el resultado que trasciende. En China afirman que lo probaron con éxito en 1.000 pacientes, pero sin evidencias. El hospital Policlínico de Pavía, en Lombardía (Italia), también lo está aplicando ya en pacientes con resultados positivos, pero sin un número significativo de pacientes para poder sacar conclusiones. En España se haría con los ensayos clínicos correspondientes.

¿Qué dicen los expertos?

La Sociedad Española de Inmunología (SEI) considera "imprescindible" que se estudie la respuesta inmunitaria que han generado los pacientes curados de coronavirus y se evalúen los anticuerpos que han generado. De hecho, están promoviendo un estudio para armonizar los datos inmunológicos relevantes de los pacientes con Covid-19 y que todos los hospitales pueden incorporar los de los primeros 20 contagiados para tener en poco tiempo "una imagen de la situación inmunológica" de todos ellos. Recuerdan que la transferencia de plasma se mostró útil «en algunos casos», aunque también fracasó con otras enfermedades.

¿En qué lugar está Galicia?

Hospitales de Vigo, A Coruña y Santiago iniciaron estos días la fase inicial: identificar a los pacientes curados que puedan convertirse en donantes de plasma, en colaboración con la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue de Galicia (Ados), que será la que procese el codiciado suero.

La esperanza en la lucha contra el coronavirus está en el plasma
Comentarios