domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

La Audiencia Nacional mantiene la fianza solidaria de dos coimputados en Pescanova

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha desestimado los recursos de apelación contra la fianza impuesta al que fuera director financiero de Pescanova Antonio Táboas, y Fernando Fernández de Sousa-Faro, el consejero y hermano del expresidente de Pescanova.

Así figura en los autos, a los que ha tenido acceso Efe, en los que se mantiene en el caso de ambos -el resto de los coimputados también han recurrido las fianzas- una fianza solidaria por un importe de 158.534.946,47 euros.

En el caso de Táboas, la Sala recuerda que en la causa de Pescanova se investigan determinadas prácticas empresariales y contables llevadas a cabo por los responsables del Grupo Pescanova.

Dichas prácticas dieron lugar supuestamente al falseamiento de la información reflejada en su contabilidad y en sus cuentas anuales al menos en los ejercicios de 2009 a 2012, así como en los estados financieros que la matriz debía remitir periódicamente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Táboas, que fue director financiero de Pescanova hasta el 31 de julio de 2012, tenía además poderes de representación de Pescanova y de otras filiales como Frigodis, Frinova, Bajamar Septima, Pescafresca, Frivipesca Chapela, Fricatamar, Pescafina Bacalao, Pescanova Portugal Productos Alimentares y Acuinova Actividades Piscícolas.

La Sala recuerda que el informe forense de KPMG apuntaba a Táboas como uno de los miembros de la cúpula directiva de Pescanova con apoyo directo a la presidencia -en aquel momento, Manuel Fernández de Sousa-Faro- "en la realización de las prácticas irregulares objeto de investigación".

Indicaba, además, que la insolvencia de la sociedad tiene su origen en prácticas irregulares ligadas directamente al área financiera del Grupo Pescanova.

Respecto a Fernando Fernández de Sousa-Faro, el auto de la Sala apunta que, en la actualidad, se encuentra imputado por la supuesta comisión de los delitos de falseamiento de la información económica, de las cuentas anuales y falsedad en documento mercantil.

Fernando Fernández de Sousa-Faro era miembro permanente del consejo de administración de Pescanova; un cargo por el que, señala la Sala, "tiene una posición de garante que implica deberes de vigilancia, frente a los que no cabe invocar el principio de confianza, ni instalarse en una posición de ignorancia".

La Sala precisa que, en el caso de Pescanova, es objeto de investigación la ocultación de importantes pérdidas y deudas millonarias de las sociedades en cuestión a través del falseamiento de la información contenida en las cuentas de los años 2009 a 2012, y demás estados financieros, evitando así la intervención de los organismos reguladores.

Por ello, desestima también el recurso de apelación del hermano del expresidente de Pescanova contra la fianza impuesta en un auto en el que se acordaba elevar la misma hasta alcanzar la suma de los perjuicios reclamados por las acusaciones personadas, incrementadas en un tercio y que se concreta en una fianza solidaria por un importe de 158.534.946,47 euros.

La Audiencia Nacional mantiene la fianza solidaria de dos...
Comentarios