martes. 10.12.2019 |
El tiempo
martes. 10.12.2019
El tiempo

El juzgado celebra el viernes la vista preliminar por el crimen de Ana Enjamio

César Adrio y Ana María Enjamio
César Adrio y Ana María Enjamio

César A.O., el excompañero de trabajo con quien la víctima mantuvo una relación, no acudirá al juzgado, sino que realizará la vista preliminar por vídeoconferencia

La vista preliminar se celebrará con arreglo al artículo 30 de la Ley del Jurado, toda vez que la instrucción está finalizada.

En este trámite, las partes podrán proponer las diligencias que consideren y se pronunciarán sobre la procedencia de la apertura del juicio oral y, en su caso, sobre la competencia del tribunal del jurado para el enjuiciamiento.

Ya en este trámite o en el plazo de tres días, la juez dictará auto por el que decidirá la apertura de juicio oral o el sobreseimiento.

La segunda de las opciones sería apelable ante la Audiencia de Pontevedra.

La juez también podría ordenar la práctica de alguna diligencia complementaria, antes de resolver, si la estimase imprescindible.

La Fiscalía, así como la acusaciones particulares, ejercidas por la familia y por la Xunta, en este caso como acusación popular, solicitaron que el crimen de Ana Enjamio fuera calificado como asesinato durante la vista en la que se le trasladó formalmente a César A.O. su imputación.

El acusado presentaba cortes en las muñecas y solo respondió a preguntas de la defensa

César A.O. fue enviado a prisión el 21 de diciembre de 2016 tras comparecer ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, cuando solo contestó a las preguntas de su defensa.

En la víspera, la Policía Nacional desarrolló un registro en la vivienda en la que el sospechoso convivía con sus padres, en la zona de Candeán, en busca de pruebas.

César A.O. era compañero de Ana Enjamio en la empresa Grupo Cablerías, en sus instalaciones en O Porriño, y ambos tuvieron una breve relación sentimental a la que la chica decidió poner fin.

El hombre fue detenido en el hospital, donde ingresó con cortes en las muñecas y el cuello, tras autolesionarse, y fue dado de alta para, desde allí, ser trasladado a Comisaría, antes de ser puesto a disposición judicial.

La Policía sostiene que César A.O. fue a la cena de empresa a la que acudió la víctima, de la que se marchó con dos compañeras.

Una de ellas la llevó en su coche hasta su vivienda, situada en la Avenida de Madrid de Vigo, y, una vez que entró en el rellano, fue supuestamente atacada por el detenido con un arma blanca, que le pudo haber clavado entre ocho y diez veces hasta producirle la muerte.

El juzgado celebra el viernes la vista preliminar por el crimen de...