NARCOTRÁFICO

El juez libera al empresario coruñés detenido por el mayor alijo de cocaína de Galicia

El magistrado impone medidas para evitar su fuga, pero la noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los agentes que lo investigaban
Imagen del empresario durante su detención. DP
photo_camera Imagen del empresario durante su detención. DP

El Juzgado de Instrucción 5 de A Coruña ha decretado la puesta en libertad provisional, con medidas cautelares, para Bautista S.P., el responsable de la empresa que recibió los 7.500 kilos de cocaína ocultos entre lomos de atún a comienzos del presente mes de diciembre en el mayor alijo de esa droga jamás incautado en Galicia.

El juzgado instructor entiende que, a pesar de los indicios que pesan sobre el investigado, que le llevaron a prisión preventiva desde el momento de su detención, debe estimar el recurso presentado por su representación legal para excarcelarle, y ello es así a pesar de que el Cuerpo Nacional de Policía le señala como implicado en la recepción del cargamento; y no solo eso: tiene sospechas de que llevaba tiempo ofreciendo sus empresas para las mismas actividades a los grandes cárteles del narcotráfico internacional.

Para evitar el riesgo de fuga, el magistrado le ha impuesto la obligación de comparecencia semanal ante el juzgado, la retirada del pasaporte, la prohibición de expedición de uno nuevo y la prohibición de salida del territorio nacional.

La resolución ha sentado como un jarro de agua fría entre las personas que le investigaban, pues tanto él como su empresa llevaban tiempo en el radar policial hasta que consiguieron vincularle con un alijo. Se ha iniciado, además, la investigación de su patrimonio, que, ya de forma preliminar, revela un patrimonio que para nada se corresponde con sus actividades lícitas declaradas, con una vivienda de tres plantas con piscina, dos Porsches que fueron intervenidos provisionalmente, un gimnasio con vestuario y hasta una colección de plumas, todo ello hallado en el registro de su domicilio en el extrarradio de A Coruña.

Uno de los coches de lujo localizados en su vivienda. DP
Uno de los coches de lujo localizados en su vivienda. DP

El juez explica en el auto que se aprecian datos objetivos suficientes (titularidad de diversas empresas, todas ellas, aparentemente, operativas) de un arraigo laboral y personal en territorio español, lo que entiende que reduce el riesgo de fuga que pudiera derivarse, de forma genérica, de la gravedad de la pena. Además, subraya que resultan igualmente eficaces, para evitar el riesgo de fuga, pero con menor afectación del derecho fundamental del investigado, las medidas impuestas.

En la resolución recuerda que la adopción de cualquier medida de carácter cautelar, y más en una de tanto calado en la esfera de los derechos fundamentales de la persona como es la prisión provisional, debe regir el principio de proporcionalidad. Por ello, en este caso considera oportuna la adopción de medidas cautelares de similar eficacia, pero, a su vez, de menor injerencia en esa esfera de derechos fundamentales.

Los investigadores de los servicios centrales de Madrid y la Sección Greco Galicia con base en Pontevedra consiguieron acreditar la relación de Bautista S.P. con el transporte de droga que llegó al puerto de Vigo oculto entre lomos de atún congelado. Además, su patrimonio, con una vivienda de gran lujo o vehículos de altísima gama, para nada se corresponderían, en principio, con sus ingresos lícitos.

El alijo incautado en Vigo formó parte del mayor golpe asestado a las mafias albanesas que dominan el narcotráfico en Europa 

Las investigaciones permitieron identificar una red empresarial creada por la organización criminal para, presuntamente, enviar grandes partidas de cocaína desde Sudamérica hasta A Coruña, sede de la empresa utilizada para la ilícita importación. Esta empresa, se dedicaba al comercio internacional al por mayor de pescado y marisco congelado, pero también a la compra venta de fincas rústicas y urbanas y edificaciones y construcciones en general, compartía su sede social con otras empresas del entramado familiar y mercantil constituido al efecto.

El alijo incautado en Galicia, junto con otro de 3.500 toneladas aprehendido en Valencia, supuso la mayor partida de cocaína localizada en España y la confirmación de la preeminencia de las organizaciones albanesas en Europa.