Un joven denuncia una agresión homófoba en una discoteca de Santiago

Asegura que un miembro del equipo de seguridad le llamó la atención al verlo bailar con otro hombre y que fue agredido después de recriminar esa actitud del personal
Varias personas en una discoteca. PIXABAY
photo_camera Varias personas en una discoteca. PIXABAY

Un joven ha denunciado ante la Policía Nacional de Santiago que ha sido víctima de una agresión homófoba por parte del personal de seguridad de la discoteca Vanitas, situada en el Ensanche compostelano. Los hechos se habrían producido en la noche del 23 de noviembre. 

El joven, un estudiante mexicano que está de intercambio, ha relatado a través de las redes sociales que se encontraba de fiesta con unos amigos cuando un empleado de seguridad le llamó la atención al verlo bailar con otro hombre diciéndole que "no podía hacer eso". 

De este modo, el estudiante se dirigió al jefe de seguridad al que le pidió "que moviesen al empleado de lugar o le pusieran un alto". Además, ha relatado que el encargado de la seguridad "se rió sarcásticamente y dijo que no podía hacer nada". 

Ante la situación, el chico bajó a la parte de abajo del local, donde estaba con sus amigos, a por su chaqueta para irse de la discoteca. Así, al salir, le dijo al miembro de seguridad "ojalá te despidan por homófobo". 

El joven ha relatado que el interpelado "lo agarró por la espalda, lo sacó a la fuerza por la puerta trasera y lo apoyó contra la pared poniendo sus manos en el cuello con afán de asfixiarlo". 

Los amigos acudieron al ver la situación y uno de ellos, compañero de piso del agredido, recibió presuntamente un golpe en la cara por parte del empleado de seguridad. Además, el chico ha explicado que otro portero "se acercó y gritó en tono amenazante". 

La discoteca "tomará medidas"

El estudiante de intercambio ha señalado a Europa Press que Vanitas se dirigió a él a través de Instagram, al conocer la denuncia en las redes sociales. Así, la discoteca "ha lamentado la experiencia" y "espera que se resuelva la situación lo antes posible". 

Además, el local de ocio nocturno le indicó que "se pondrá en conocimiento del propietario toda la información publicada en las redes sociales" y ha asegurado que "se tomarán medidas al respecto para que no se vuelvan a repetir estas situaciones". 

Asimismo, Policía Nacional ha confirmado a Europa Press que la denuncia fue puesta el 27 de noviembre y ha explicado que se está llevando a cabo la investigación pertinente para esclarecer los hechos. 

Europa Press ha tratado de ponerse en contacto con la discoteca para conocer su versión de los hechos y no ha recibido respuesta.

Comentarios