Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

Investigan una distribución irregular de carne equina en Vilalba y Monforte

Nave de curtidos y pieles registrada en el polígono industrial de Monforte
Nave de curtidos y pieles registrada en el polígono industrial de Monforte
La operación motivó el registro de una vivienda de un tratante de caballos en Codesido y de una empresa de pieles en el polígono de O Reboredo. Hay dos detenidos en la provincia

Un matrimonio de Codesido (Vilalba) y un empresario monfortino están siendo investigados en una operación a nivel nacional abierta por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil de Madrid, y relacionada con el sacrificio y distribución irregular de carne de caballo. El martes hubo registros en ambos lugares y este miércoles fuentes de la investigación, que coordina un juzgado de Ponferrada, confirmaron la detención de dos personas en la provincia de Lugo. 

En el caso de Vilalba, la Guardia Civil, con el apoyo de miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), se personó el martes, en torno a las 11.30 horas de la mañana, en la vivienda en la que reside un matrimonio, de unos 50 años de edad, y que responden a las iniciales J.F. y B.L.C., que se dedican a la compra venta de equinos.

Durante más de seis horas -el operativo acabó sobre las 17.30 horas de la tarde-, los agentes estuvieron revisando los animales, que se encontraban tanto en el interior de varias naves contiguas a la vivienda, como en el exterior.

Los vecinos no se sobresaltaron al ver la presencia de los agentes, que llegaron al lugar en varios vehículos, ya que no es la primera vez que este matrimonio, y especialmente el marido, que es tratante, es denunciado por la deplorable situación en la que se encuentran los caballos de su propiedad. "Sorpresa ningunha, é máis que sabido por todos. Ten cabalos e ponis por varias fincas e algúns dá pena velos", confirmaron los vecinos, advirtiendo de que no es la primera vez que alguno de ellos acaba muriendo de sed o por inanición.

"Xa o denunciaron máis veces, e ata di que os que ten máis esqueléticos os vende para darlle de comer aos animais dos circos", aseguró un grupo de vecinos, quienes confirmaron que el hombre suele comprar y vender en Galicia, pero también en Portugal u otros países de Europa.

"Polo visto, segundo dixo un que lle axuda ás veces, tiña pensado levar estes días a Italia uns cabalos bos, polos que podía sacar máis de 1.000 euros", dijeron los vecinos, que recordaron que el hombre suele tener animales sueltos por diferentes fincas de Vilalba, pero también en el municipio vecino de Xermade. "Tenos por Cazás, Candamil e por onde lle deixan. Se te pos a contar pode sumar máis de 200, xa debe ter uns 50 nas naves ao lado da casa", dijeron los vecinos, que ya esperaban que algo así sucediese en su tranquila parroquia.

MONFORTE. En el caso de Monforte las pesquisas se centraron en el polígono industrial, donde agentes del Seprona y de la UCO registraron una empresa de curtidos, propiedad de J.A.G., que se dedica a la adquisición de pieles de bovino, ovino y caprino, pero también a la compra de grasas, vísceras y despojos de animales.

El registro dio comienzo en torno a las cinco de la tarde del martes, y se prolongó durante varias horas, en las que también se revisó una nave aledaña dedicada al sector de la construcción, y que actualmente es propiedad del mismo empresario peletero.

Esta tampoco es la primera vez que la firma se ve envuelta en una investigación policial. En 2013, J.A.G. trabajaba con distintos mataderos de Galicia, donde adquiría los despojos para transportalos a un planta de tratamiento ubicada en Salamanca.

En aquel momento, el empresario monfortino tenía todos los papeles en regla, pero desconocía qué se hacía en Salamanca con los materiales especificados de riesgo que portaba y que según se investigó eran utilizados para la elaboración de piensos para alimentar mascotas y ganado.

MÁS REGISTROS. Los registros de esta operación coordinada por la UCO se sucedieron a lo largo del día de ayer en distintos puntos de España. Así, el Seprona intervino al menos en registros en Zamora, Palencia y Segovia, además de la provincia de León, donde se revisaron el matadero de Astorga y el de la localidad de Toreno, enclavada en el Bierzo.

En este último caso, la Guardia Civil decomisó parte de la carne del interior de la instalación, donde los trabajadores negaron cualquier práctica ilegal.

Investigan una distribución irregular de carne equina en Vilalba y...
Comentarios