En libertad el hombre que entró a tiros en un supermercado de A Barca

El individuo, que accedió al establecimiento armado con una escopeta y disparando al techo y a las estanterías, sembró el pánico entre clientes y trabajadores
El hombre que entró a tiros en el supermercado de Poio, al ser introducido en el coche policial. DP
photo_camera El hombre que entró a tiros en el supermercado de Poio, al ser introducido en el coche policial. DP

El hombre de 48 años que este miércoles sembró el pánico en un supermercado de Poio quedó este jueves en libertad tras pasar a disposición judicial, investigado por un delito de amenazas. Además, se le retiró el permiso de armas y se ordenó la incautación de las que posee.

La Policía Local de Poio detuvo este miércoles a un hombre que entró disparando con una escopeta de cartuchos en el supermercado Cash Froiz ubicado en A Barca, en Poio. Los testigos, que dieron la voz de alarma en torno a las 14.50 horas, avisaron de que un hombre acababa de acceder al interior del establecimiento armado y que se encontraba disparando al techo y a las estanterías.

Los agentes que se desplazaron hasta el local arrestaron al individuo e intervinieron el arma de fuego, de la marca Franchi. Según detalla el cuerpo policial en un comunicado, localizaron hasta tres cartuchos usados por el suelo del establecimiento y otros cinco listos para ser utilizados que portaba encima el autor de los disparos.

El arrestado es un vecino del lugar de Bao, en Poio, de 48 años.

El supermercado en el que se produjo eL INCIDENTE. dp
El supermercado en el que se produjo eL INCIDENTE. dp

Durante la inspección ocular del supermercado, en el que se vivieron momentos de gran tensión y miedo por parte de los allí presentes, los agentes pudieron observar los daños causados por los tiros en las estanterías. De hecho, los disparos atravesaron varios de los lineales.

Algunos de los tiros agujereó las estanterías. DP
Algunos de los tiros agujereó las estanterías. DP

En el momento en el que se produjeron los hechos el establecimiento estaba abierto al público con clientes y trabajadores en el interior. Al escuchar el estruendo de los disparos, los testigos se escondieron hasta la llegada de los agentes, que  procediendo a la detención del individuo como autor de un presunto delito de amenazas graves con intimidación, empleando un arma de fuego y daños. Afortunadamente nadie resultó herido.

Las armas intervenidas al detenido. DP
Las armas intervenidas al detenido. DP

Los agentes comprobaron que el detenido tiene permiso de armas y constataron que poseía otro arma, una carabina, y dada la gravedad de lo sucedido procedieron a la intervención de esta segunda arma que guardaba en su domicilio. El detenido manifestó que solo pretendía que lo detuviesen. Pasará a disposición judicial este jueves.