martes. 01.12.2020 |
El tiempo
martes. 01.12.2020
El tiempo

La fragata noruega construida por Navantia se hundió tras un "error humano"

Astilleros de Navantia, en Ferrol. OTTO
Astilleros de Navantia, en Ferrol. OTTO

Las conclusiones españolas reafirman un exceso de velocidad en el buque

Un informe elaborado por la Armada concluye que el accidente de la fragata noruega Helge Ingstad (F-313), que colisionó con un petrolero el 8 de noviembre y acabó hundiéndose, fue causado por un "error humano". 

Así lo indica la información publicada este domingo en el diario ABC, recogida por Europa Press, en referencia a un documento que subrayaría que "existen pruebas claras de que el daño inicial se extendió a cuatro compartimentos estancos e indicios de que pudieron ser cinco los realmente dañados en la colisión, lo que excede los criterios de supervivencia del diseño del buque". 

La comisión noruega que investigaba el accidente apuntaba hacia la responsabilidad de Navantia en el hundimiento de la fragata debido a un supuesto problema con la impermeabilidad del buque. La fragata, la cuarta de las cinco construidas por el astillero español para Noruega, está valorada en unos 275 millones de euros y fue entregada en 2009. 

"Las conclusiones españolas reafirman un exceso de velocidad en el buque noruego"

La información de ABC explica que el "informe interno de ocho páginas de la Armada Española" destaca que "la extensión de la avería visible en la fragata Helge Ingstad es del 15% de la eslora en la flotación (18,2 metros) que equivale a un escenario con tres compartimentos principales adyacentes inundados". 

A mayores, según las imágenes analizadas, "por debajo de la línea de flotación la grieta alcance un cuarto compartimento del buque" y, ante la presencia de combustible en el mar, se podría haber deteriorado otro quinto compartimento. 

De este modo, se precisa que "el documento español apunta sin ambages al error humano", en cuestiones referidas a la vigilancia, la velocidad de seguridad, el riesgo de abordaje y las maniobras para evitarlo, la navegación por canales angostos y la navegación de vuelta encontrada. 

"Las conclusiones españolas reafirman un exceso de velocidad en el buque noruego", que en el momento de la colisión, navegaba a "17,4 nudos (32,2 km/h) y el petrolero a 6,5 (12 km/h)", indica la citada publicación. 

Además, hace referencia a que según el documento señalado el buque de guerra noruego "no lleva el AIS --sistema de identificación automático-- encendido, lo cual no ayudó a la hora de ser identificado". 

La fragata noruega construida por Navantia se hundió tras un "error...
Comentarios