"Juan no solo era deportista, era un hombre de mar y río, no un novato"

La familia del fallecido en Silgar pide "justicia y colaboración ciudadana" tras la detención y puesta en libertad del piloto de la lancha ►Tábara sabía bucear a pulmón y "estaba en su medio"
En el centro de la imagen, de azul, Tábara durante una sesión deportiva. En la imagen de la derecha, en Sanxenxo, dos días antes del suceso. DP
photo_camera En el centro de la imagen, de azul, Tábara durante una sesión deportiva. En la imagen de la derecha, en Sanxenxo, dos días antes del suceso. DP

"Íbamos muchos veranos a Sanxenxo, él ya era conocedor de la zona y ya había nadado en Silgar. Juan no solo era deportista, era un hombre de mar y de río, no un novato. Desde pequeño sabía navegar y conocía la pesca submarina a pulmón. Ha tenido lancha y velero y sabía llevarlos, no es que estuviese en ese momento en el mar empezando una disciplina que no conocía". Así defendió este miércoles Belén Tábara, una de las hermanas del oftalmólogo coruñés fallecido el pasado viernes en Silgar, Juan Manuel Tábara Rodríguez (59 años), los conocimientos del medio marítimo del popular cirujano, pocas horas después de conocer la detención y posterior puesta en libertad del patrón de la lancha de alta competición que arrolló a su hermano mientras nadaba a unos 170 metros de la costa.

Tábara se encontraba pasando la Semana Santa con su familia en Sanxenxo, en la vivienda que había adquirido varios meses atrás, situada en la calle Vigo, en pleno centro, y a pocos metros de la playa en la que perdió la vida. "Yo estaba también con ellos, fuimos a pasar el día y a comer. Estaba también su amigo Quique y su mujer, éramos un grupo de amigos". Cuando se metió en el mar acompañado de Enrique Vila, el fallecido "llevaba el gorro reflectante, la boya y el reloj se lo conecté yo. Sé con certeza que estaba conectado, porque como llevaba gafas de bucear me dijo: "Conéctame esto, Belén". Y se lo puse en modo natación. Y así se fue al agua", cuenta Belén Tábara.

Para la familia, insiste, "es importante que la gente sepa que él estaba en su medio, conocía las mareas y sabía como orientarse, cuando ellos se meten en el agua siempre buscan sus puntos de referencia. Yo tengo claro que no hizo nada mal, además era un hombre muy meticuloso, sabía lo que estaba haciendo, y si no pudo sumergirse cuando pasó la lancha fue porque no le dio tiempo. No oyó la lancha y, si la oyó, no le dio tiempo, era un buceador a pulmón experimentado. Hay que decirlo, porque hay comentarios de todo tipo y es muy doloroso. Él no se lo buscó, hizo todo lo que había que hacer", aseguró.

La familia, "completamente desolada", pide ahora "justicia y colaboración ciudadana" tras el trágico suceso. Tábara deja atrás tres hijas, una biológica y otras dos de su pareja. "Aunque parezca mentira no lo hemos procesado todavía. Ha sido tan mediático que no he aterrizado, pero agradezco que sea así, esto no puede haber sido para nada", lamentó su hermana.

Belén Tábara: "A la gente no le pilló por sorpresa, no era la primera vez que esa lancha iba a gran velocidad por la zona"

"NO FUE UN ACCIDENTE". Según pasan las horas, la familia ha podido hacerse una composición de lugar de los hechos, condenando "la velocidad a la que iba la lancha" que arrolló a Tábara en la tarde del viernes. "Tarde o temprano tenía que pasar algo. Es una suerte que no haya ocurrido antes y vamos a ver si no vuelve a ocurrir. Si metes esa lancha a esa velocidad en una zona en la que puede haber bañistas, puede pasar que atropelles a uno. Sabes que hay esa posibilidad, y por lo tanto yo no me atrevo a hablar de accidente. No fue un accidente. Es como si coges un coche habiendo tomado una copa, tú sabes que estás haciendo algo malo. Si metes una lancha a alta velocidad en una zona prohibida sabes que estás haciendo algo malo", afirmó la hermana del fallecido. "Queremos saber qué hacía la lancha allí. A la gente no le pilló por sorpresa, no era la primera vez que esa lancha iba a gran velocidad por la zona y hacemos un llamamiento para que las personas que lo vieron hace una semana se lo digan a la Guardia Civil", añadió. Para esto, la familia puso también a disposición un correo: [email protected]

Ahora, el entorno de Tábara busca "un cambio para que aumenten la seguridad en Sanxenxo y en otras playas", así como la revisión de la normativa que regula el balizamiento, afirmó Belén Tábara con rotundidad: "que no fallezca otra persona en estas circunstancias. Tengo claro que esto era evitable".

El investigado | David Fernández, un piloto sanxenxino del equipo Tuentichu
David Fernández. DP
David Fernández
Durante la mañana de este miércoles se conocía la detención del piloto sanxenxino de Endurance David Fernández (36 años), investigado por un presunto delito de homicidio imprudente y que, tras acogerse a su derecho a no declarar, fue puesto en libertad en la sede policial al carecer de antecedentes, y a la espera de que sea citado en el Juzgado de Cambados para pasar a disposición judicial en las próximas horas.

La lancha de tipo Graünner ST 26 R que conducía Fernández en la tarde del viernes pertenece al equipo Tuentichu, del Real Club Náutico de Sanxenxo. El equipo de esta embarcación había comenzado su actividad en el año 2021 y solo en su primer año de vida ya había conseguido hacerse con el Campeonato de España en la clase Endurance.

Actualmente, el Tuentichu, que cuenta con piloto y copiloto, preparaba las próximas pruebas a disputar, una de ellas fijada, precisamente, para finales de este mismo mes de abril en Benalmádena (Málaga), además de otras dos posteriores programadas en Bélgica e Italia. La investigación continúa abierta, puesto que queda pendiente esclarecer la prueba de velocidad de la embarcación.

Comentarios