Fallece en el hospital un matrimonio de Sarreaus tras ser encontrado en el suelo de su domicilio

La Guardia Civil no encontró signos de violencia ni nada que apuntase a una intoxicación de monóxido de carbono, tampoco indicios de que se hubiera cometido un robo

El Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (Chuo). AEP
photo_camera El Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (Chuo). AEP

Un matrimonio del ayuntamiento ourensano de Sarreaus ha fallecido este fin de semana después de ser localizado el pasado 24 de noviembre por la Guardia Civil en el suelo de su domicilio tras ser alertados por vecinos que no tenían noticias de ellos desde varios días antes. 

El Instituto Armado recibió una llamada de alerta el día 24 al mediodía en la que se les comunicaba la ausencia de estos dos vecinos de la parroquia de Pazos. 

Así, los servicios de emergencias se desplazaron hasta el lugar, después de que los vecinos indicasen que no tenían noticias del matrimonio desde unos días antes. 

Al llegar a la vivienda observaron, ya desde el exterior a través de una puerta acristalada, que el hombre estaba en el suelo de la cocina. Por este motivo, forzaron la puerta, cerrada desde el interior, y entraron al domicilio. 

Ya dentro, el hombre, que aún estaba consciente y era capaz de hablar, les dijo que su mujer se encontraba en el baño. De este modo, comprobaron que la mujer estaba encerrada en la estancia y cuando accedieron, aunque seguía con vida, ya no podía comunicarse. 

Ambos fueron trasladados en ambulancia hasta el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, donde fallecieron un día después con pocas horas de diferencia. Él, con 81 años, falleció en las últimas horas del viernes, y ella, con 77, en las primeras del sábado. 

La Guardia Civil no encontró signos de violencia ni nada que apuntase a una intoxicación de monóxido de carbono, tampoco indicios de que se hubiera cometido un robo, por lo que calificaron la acción de auxilio humanitario. 

Así las cosas, por el momento, según fuentes de la Guardia Civil, tras la autopsia realizada este pasado fin de semana, se descarta una intoxicación por gas, a la espera de que el Instituto Nacional de Toxicología realice las analíticas complementarias. 

Los agentes se encontraron la casa en mal estado y aseguran que los residentes, en plenas capacidades mentales, no estaban interesados en recibir ayuda de los servicios municipales a pesar de que les consta que se les ofreció en varias ocasiones.