jueves. 16.07.2020 |
El tiempo
jueves. 16.07.2020
El tiempo

Artefactos de escasa potencia contra el sector mejillonero

Coche de policía ante la sede de Virxe do Rosario en Vilaxoán (EFE)
Coche de policía ante la sede de Virxe do Rosario en Vilaxoán (EFE)

Tres artefactos de poca intensidad han explotado en la madrugada del sábado en varias instalaciones del sector mejillonero. Causaron daños leves en propiedades de las asociaciones Virxe do Rosario, Arousa Norte y Socongal, que no secundan el paro en las ventas que está a realizar la mayor parte del sector.

Fuentes de la investigación informaron de que las explosiones se produjeron en Vilagarcía, O Grove y Bueu. Coinciden con el conflicto que se registra en el sector del mejillón de Galicia, por el reparto del molusco que puede extraer cada asociación.

Los artefactos, de escasa potencia, causaron daños leves en las instalaciones mejilloneras de las organizaciones del sector minoritario, contrario a la creación de la central de ventas Pladimega y al paro en el suministro de molusco.

Pocos daños
Uno de los artefactos hizo explosión dentro del contenedor de la caseta que la asociación de mejilloneros Virxe do Rosario tiene en Vilaxoán y causó daños en los tubos de conducción de agua, lo que provocó la inundación de estas dependencias.

Algo similar ocurrió en la caseta que la Federación Arousa Norte tiene en O Grove, que también resultó con daños leves por la explosión de otro artefacto. En tercer explosivo fue un petardo pirotécnico colocado en el buzón exterior de la caseta que la asociación Socongal tiene en Bueu, que causó la rotura de cristales y una persiana.

Conflicto enquistado
La mayoría de los bateeiros gallegos secundan desde hace más de un mes un paro en las ventas de producto a la industria transformadora. Pretenden crear un ente gestor que marque cupos de extracción y precios de referencia -Pladimega- para luchar contra la bajada de los precios y la entrada de molusco foráneo.

El viernes, las organizaciones integradas en Pladimega anunciaron que a partir del martes paralizarán también la extracción de mejillón para el consumo en fresco, para dejar desabastecido el mercado.

Una minoría del sector mejillonero, en cambio, no apoya la central de ventas y quiere reanudar la extracción de molusco. Virxe do Rosalio anunció que el próximo martes volverá al trabajo y solicitó para ello protección a la Xunta y al Delegado del Gobierno, para evitar incidentes en los puertos en los que descargan el mejillón.

Se investigará el suceso
El presidente de la asociación Virxe de Rosario, Javier Blanco, culpa de los artefactos explosivos a los dirigentes de Pladimega. "Los hago responsables de estos actos, porque aunque dicen que no mandan piquetes, luego se utilizan teléfonos móviles para avisar a la gente a que vaya a los muelles e incluso amenazan con sancionar a quien no lo haga", dijo.

Blanco, después de recordar que Virxe do Rosario saldrá el martes al mar, afirmó que "con esta gente de Pladimega no volveremos a sentarnos más en una mesa" de negociación.

Por su parte el portavoz de Pladimega, Julián García, negó cualquier vinculación con las explosiones e indicó que "siempre dijimos que esto se arregla por la vía del dialogo, pero también es cierto que Javier Blanco, con su actuación no ayuda a ello, ahora debemos dejar trabajar a las Fuerzas de Seguridad para que encuentren a los autores de estos actos, que nosotros repudiamos".

Artefactos de escasa potencia contra el sector mejillonero
Comentarios