lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

Un quimiquero encalla contra las piedras en la ría de Ares

El barco quimiquero Blue Star, encallado en el litoral de Ares. EFE
El barco quimiquero Blue Star, encallado en el litoral de Ares. EFE
Un incendio en la sala de máquinas dejó el buque a merced del viento. La cisterna estaba vacía, por lo que no hay daños medioambientales

El pequeño petrolero que encalló a última hora de este viernes contra los piedras en la ría de Ares y Betanzos permanece embarrancado este sábado y los medios de Salvamento Marítimo se ven condicionados por el temporal. Se trata del Blue Star, un 'quimiquero' o buque-tanque que llevaba vacía la cisterna, lo que eliminó el peligro de vertido. Su tripulación se encuentra a salvo y en buen estado a bordo del navío, cuyo alumbrado permanece activo. El oleaje alcanza los cinco metros de altura en la zona, dificultando las labores de remolque y rescate.

El mercante, de unos 128 metros de eslora, fue empujado por el fuerte viento reinante en la zona cuando buscaba el abrigo en el fondeadero de la ría aresana ante las inclemencias meteorológicas. Impactó en la zona de As Mirandas, próxima a unos islotes y a las playas de A Barrosa y A Canteira. Al parecer, un incendio en su sala de máquinas dejó a la embarcación a merced del oleaje y del viento. Al declararse el fuego en la sala por causas que todavía se investigan, se vieron obligados a llenarla de CO2 para extinguir las llamas y, en consecuencia, evacuarla.

No hay vidas en peligro ni peligro de contaminación en este momento ni para la ría, ni para la tripulación ni para la costa

"Tuvieron un problema de máquina, y al quedarse sin propulsión el barco quedó a merced del viento y de la corriente", detallan fuentes de Salvamento. El barco quedó a la deriva, sin control, por lo que con los vientos del oeste fue arrastrado hacia el este y, dado que estaba saliendo de la ría de Ares, finalmente volvió a ella.

Durante el siniestro no se produjeron heridos y la docena de marineros de diferentes nacionalidades que conforman la tripulación están en buen estado. "No hay vidas en peligro ni peligro de contaminación en este momento ni para la ría, ni para la tripulación ni para la costa", aseguran desde Salvamento.

Con bandera de Malta y 18 años de antigüedad, tenía previsto cargar combustible en el puerto de A Coruña, por lo que en el momento del incidente no portaba carga y tampoco se registraron daños medioambientales. "Aparte del embarrancamiento, no hay problemas mayores", subraya Salvamento Marítimo, que intentará reflotar el buque con la pleamar de este sábado, prevista para las 13.00 horas. En cualquier caso, se desplegó un operativo especial para actuar ante posibles vertidos. 

Un quimiquero encalla contra las piedras en la ría de Ares
Comentarios