domingo. 13.10.2019 |
El tiempo
domingo. 13.10.2019
El tiempo

Novacaixa calló 11 meses el importe de los contratos de los directivos

Joaquín Caballero Miranda, representante de la Consellería de Facenda en la comisión de control de Novacaixagalicia ha revelado hoy que el consejo de administración de la entidad y la comisión de control supieron el importe de las cantidades de los contratos de alta dirección once meses después de su firma.

Caballero Miranda ha indicado en la comisión de investigación sobre la evolución de las extintas cajas de ahorro gallegas en el Parlamento que solicitó "información exhaustiva" acerca de estos acuerdos y propuso medidas para que el consejo de administración "pidiese la revocación" del pago de estos contratos, ante lo que se le trasladó que "los contratos eran conocidos por el Banco de España", a quien le competía la supervisión.

En su intervención, ha asegurado al principio que el consejo de administración desconocía "el importe total de las obligaciones contractuales" de alta dirección y ha señalado que los acuerdos de ese órgano "no contemplaban" una cifra al respecto.

Ha indicado que en Novacaixagalicia el pago de estas cantidades a los directivos se produjo "tras un proceso integrado por sucesivos acuerdos del consejo de administración" y ha afirmado que "la clave del proceso está en saber si hubo maquinación o no por los directivos y que se pudiesen apercibir consecuencias penales, lo que investiga la Audiencia Nacional".

Caballero Miranda ha detallado el proceso de la firma de estos contratos y el tiempo en el que la comisión de control, y la Xunta a través de él, y posteriormente el consejo de administración tardaron en conocer el importe detallado de las indemnizaciones. De este modo ha explicado que en el primer consejo de administración de la caja fusionada, en diciembre de 2010 "se da por enterado y ratifica" los contratos de alta dirección de tres directivos provenientes de Caixanova y establece, "se autoriza", a que se haga un contrato similar con uno de los directivos proveniente de Caixa Galicia.

Se trata de los exdirectivos Oscar Rodríguez Estrada, Gregorio Gorriarán, José Luis Pego y Javier García de Paredes.

El representante de Hacienda en la comisión de control ha dicho que en agosto de 2011, la comisión de retribuciones y nombramientos formula un conjunto de propuestas para elevar al consejo de administración, en las que "ratifica" los contratos de alta dirección, "lo cual es bastante sorprendente porque algo que está ratificado -en diciembre de 2010- se vuelva a hacer".

En esas propuestas se determina que la segregación del negocio financiero, como ocurrió, es una de las causas de desistimiento de dichos contratos y se indica que es una contingencia que debería provisionarse, "pero sin informar de la cantidad".

Un mes después, en septiembre, se reúne de nuevo la comisión de retribuciones y nombramientos y en ella se informa de que los directivos han pedido el desistimiento de los contratos.

A finales de mes, en la reunión del consejo de administración un consejero pregunta cuál es el importe total de estas indemnizaciones, según el relato de Caballero, y se le dice que "no hay diferencias con las del resto de empleados de la caja y no se considera procedente hacer públicos los importes a los directivos".

Antes de la reunión de octubre de la comisión de control Caballero recibe la información de las cantidades totales e individualizadas percibidas por los exdirectivos y da traslado a la Xunta.

"La Xunta conoce el importe de las indemnizaciones totales e individuales el 21 de octubre. Es la primera vez que se conoce y el consejo de administración conoce esa información el 27 de octubre", ha indicado el representante de la comisión de control, que ha insistido en que pidió la devolución de esas cantidades.

Novacaixa calló 11 meses el importe de los contratos de los directivos
Comentarios