El TSXG cree que los límites a la prensa están en la ''responsabilidad de los informadores''

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Miguel Ángel Cadenas, ha dicho hoy que los límites a la prensa están en la Constitución de 1978 y en la "responsabilidad de los informadores", en su "autorregulación", ha concretado.

Cadenas ha afirmado que a veces le preocupa "la falta de responsabilidad" pero ha señalado que "de cualquier profesional" y, al ser preguntado en una entrevista concedida a la Radio Galega por si existen filtraciones, ha apostillado que él no lo controla, "y no puedo poner límites a algo que yo materialmente no puedo controlar".

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, defendió ayer que se ponga un "límite" a las informaciones en prensa y aludió a las imágenes en las que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aparece con el condenado por narcotráfico Marcial Dorado en El País como ejemplo de lo que "no es aceptable ni admisible".

Consultado por el término "juez estrella", ha afirmado Cadenas en la radio autonómica esta mañana que "el juez es sobre todo juez, después cada uno tiene su propia personalidad" y ha añadido que personalmente a él le gustan más "los jueces cinco estrellas", que son aquellos a los que se les "conoce y respeta por sus decisiones judiciales", aunque no se sepan sus nombres y apellidos.

Sobre la cuestión referida a las operaciones Pokemon y Campeón y las críticas a las que se exponen en ocasiones las magistradas encargadas, Cadenas ha rechazado "entrar a enjuiciar" la tarea de un instructor, sobre todo cuando está labor está en marcha y ha recordado que la "función básica" es, "si hay materia delictiva, determinar los potenciales responsables y posibilitar el enjuiciamiento", "de la forma más inmediata posible".

Tras señalar que quienes se dedican a la justicia "asumimos nuestras responsabilidades como mejor sabemos y podemos", demandó medios, una mayor plantilla y carga de trabajo adecuada para la Administración de Justicia.

Comentarios