Lunes. 27.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 27.05.2019
El tiempo

El SLG acusa a Leche Río de incumplir los precios pactados

El Sindicato Labrego Galego (SLG) acusó este miércoles a Lácteos Lence (la empresa propietaria de Leche Río) de pagarles a los ganaderos menos de lo prometido por la leche que les recogió en julio, y le pide a la Consellería de  Medio Rural que interceda para poner fin a estas "prácticas abusivas".

Desde la organización que preside Carmen Freire denuncian que en estos meses, en los que los productores están cobrando 35 o 36 céntimos por litro, poco más que para cubrir costes, cualquier bajada en los precios "coloca a las explotaciones de leche al borde de la quiebra".

Por un contrato con precios mínimos
Además, el SLG utiliza estas prácticas de Lácteos Lence como ejemplo para reforzar sus argumentos en contra de un contrato homologado para la leche que no fije un precio mínimo, ya que impide que los ganaderos reclamen y "es un instrumento tremendamente útil para las empresas que utilizan métodos de dudosa legalidad".

Por eso, le piden a Medio Rural que abra "una verdadera negociación" para fijar el mínimo valor de la leche, que según sus cálculos es de 42 céntimos por litro, ya que por debajo de ese precio los productores no obtienen beneficios.

Lence denuncia un 'dumping' en las cooperativas
El propietario de Leche Río, Jesús Lence ha respondido a estas acusaciones atacando a su vez a las sociedades cooperativas, de las que asegura que están causando un "auténtico caos" en el sector.

El empresario aseguró que algunas de estas cooperativas, que ejercen como primeros compradores de esta leche en Galicia, están enviando cada mes "entre 6 y 7 millones de litros" a firmas ubicadas en otros lugares de España y en Portugal, con un precio que es entre 0,06 y 0,09 euros inferior al que ellos mismos pagan a los ganaderos por la materia prima.

Según Lence, algunas cooperativas que ejercen como primeros compradores pueden mantener esa estrategia comercial porque también son fabricantes de piensos. De hecho, aseguró que están aplicando en el precio de los compuestos una subida proporcional a las pérdidas que sufren con la venta de leche por debajo de lo pagan a las explotaciones agropecuarias.

Esta supuesta estrategia provoca una "competencia brutal" en los puntos de venta, porque algunas empresas foráneas pueden colocar el litro de leche "mucho más barato", lo que a su vez está ocasionando que las firmas gallegas comiencen a "bajar en cuota de mercado y sufran pérdidas para ofrecer un precio competitivo".

Precios para la factura de julio

Con respecto a la denuncia concreta del SLG, Lence afirmó sentirse sorprendido por la “capacidad de adivinación” del sindicato, porque las empresas de su grupo no emitirán ningún recibo hasta el lunes de la próxima semana.

En cualquier caso, aseguró que Lácteos Lence mantendrá el “precio indicativo de la leche” a los ganaderos en 0,36 euros, más las primas por cantidad y calidad, por lo que no aplicará ninguna rebaja directa en el pago de la materia prima entregada en el mes de julio.

Sin embargo, también confirmó que dejará de pagar las llamadas “primas de cooperativas”, que pueden suponer un máximo de 0,01 euros en litro, porque “tal y como está el mercado en estos momentos, las industrias no pueden hacerse cargo de los costes de gestión” de estas sociedades.

Así, aunque seguirá pagando las primas a las cooperativas en el recibo de julio, le descontará el importe correspondiente en el precio de la leche a los ganaderos que formen parte de la mismas. A su juicio, son ellos los que tienen que sufragar los servicios de las sociedades y no Leche Río, que “está haciendo auténticos milagros para mantener la competencia en el mercado”, concluyó.

El SLG acusa a Leche Río de incumplir los precios pactados
Comentarios