lunes. 17.01.2022 |
El tiempo
lunes. 17.01.2022
El tiempo

El cura socialista de A Gudiña recibe el apoyo de sus vecinos y feligreses

Vecinos y feligreses de las parroquias de Piñor de Cea (Ourense) han expresado este martes su desacuerdo con la decisión del Obispado de suspender a Antonio Fernández Blanco de su labor como sacerdote por formar parte de la candidatura socialista por el Ayuntamiento de A Gudiña en las pasadas elecciones municipales, y han alabado su labor pastoral.

El Obispado de Ourense anunció este lunes su decisión de suspender cautelarmente de sus funciones a este sacerdote de la diócesis después de que éste tomara posesión como concejal de dicho Ayuntamiento el pasado día 11 junio.

Un día después de conocer la decisión del Obispado de Ourense, los vecinos tratan a estas alturas de asimilar el hecho de que se puedan quedar sin su párroco.

En la parroquia de Carballeda, los vecinos destacaban a Efe su excelente labor tanto desde el punto de vista eclesial como humano durante el año que trabajó por la parroquia: "Sacerdote mejor no lo hay, es bueno para todos y todo lo que recauda es para la Iglesia", aseguraba una vecina del pueblo, Ester González.

Para esta feligresa, asidua a las homilías de Fernández Blanco, "no habrá mejor sacerdote ni ahora ni nunca" en el pueblo, además de que era "una excelente persona". En compañía de otros vecinos, Ester González apuntaba que en el pueblo no entienden la decisión del Obispado de retirarle de la parroquia, sobre todo cuando "aquí nunca habló de política". "Sólo se ocupaba de los feligreses y de la Iglesia", añadió. "Cada uno es libre de pensar lo que sea, aquí nunca nos habló de política", indicó.

En esta misma línea, otra vecina, Marisol, manifestaba que a los vecinos les parece "muy mal" la postura del Obispado a este respecto, alegando que "no tiene nada que ver la política con que sea sacerdote". Así, insistió en que "mucha gente que está en política tiene otras profesiones". Ahora los vecinos apuntan al Obispado, al que piden explicaciones sobre lo sucedido: "Que nos expliquen por qué lo quieren cambiar", señaló uno de los vecinos.

Los vecinos de las cuatro parroquias que atendía Fernández tienen previsto reunirse para estudiar la posibilidad de emprender algún tipo de actuación ante el Obispado, que ha declinado este martes realizar manifestaciones públicas sobre el caso.

El portavoz del PSdeG-PSOE en A Gudiña, Miguel Ángel Rodríguez, afirmó que la prohibición de que este sacerdote ejerza en la parroquia le parece "una auténtica cacicada y una discriminación hacia su persona". "Es lamentable que en pleno siglo XXI a una persona que lo ha dado todo por los demás le paguen con esta moneda simplemente porque tiene un pensamiento liberal y progresista diferente al que tiene la Institución en estos momentos", añadió.

Respecto a la situación que está viviendo el sacerdote, indicó que se encuentra "bastante bien" a nivel personal, dado que "ya se había hecho a la idea" de que esto podía pasar. Entre las incesantes muestras de apoyo recibidas a lo largo de todo el día, el alcalde de Piñor, Francisco Fraga, destacó que no paró de recibir llamadas de apoyo para el sacerdote, que no ha querido manifestarse públicamente.

"La gente está muy enfadada", indicó Fraga, quien aseguró que en ninguna de las parroquias que atendía le han escuchado hablar de política en el púlpito. "Puede caer mal que esté metido en política pero en ninguna de las cuatro iglesias le vi meterse en este tipo de cuestiones. Es una persona sencilla y la gente está encantada con él", aclaró.

El cura socialista de A Gudiña recibe el apoyo de sus vecinos y...
Comentarios