El fiscal pide 8 meses de prisión por un incendio en Ibias que afectó a Navia

El fuego, en agosto de 2012, fue causado al olvidarse los dos encausados de apagar un ahumador que usaron para extraer miel

La Fiscalía solicita una pena individual de ocho meses de prisión y el pago de una indemnización total de 509.624 euros para dos acusados por un incendio forestal que calcinó 240 hectáreas en agosto de 2012 en Ibias (Asturias) y parte de Galicia, en especial en el municipio lucense de Navia de Suarna.

Los hechos, que serán enjuiciados este viernes en el Juzgado de lo Penal número uno de Oviedo, se produjeron en la mañana del 13 de agosto de 2012 en el paraje conocido como La Cortina, donde los acusados activaron un ahumador para aplicar humo a unas colmenas para extraer miel.

El fiscal relata en su escrito de acusación que, tras extraer la miel e infringiendo las más elementales normas de cuidado, dejaron el ahumador encendido junto a una colmena, lo que junto a las condiciones climatológicas provocó que se generara un incendio al poco de marcharse.

El fuego, originado en una zona próxima al lugar de interés comunitario de Os Ancares-Courel y a la reserva de la biosfera de los Ancares Lucenses y Montes de Navia, se propagó por el viento por el monte colindante.

Las llamas se extendieron hacia la parte superior y afectaron a los montes comunales de los pueblos de Sena, Barca y Salvador, y de otros particulares, así como al monte comunal de la localidad gallega de A Ribeira, en el municipio de Navia de Suarna.

El incendio afectó a una superficie total de 240 hectáreas (106 en tierras asturianas y 134 en Galicia) y dañó vegetación de graminias, leguminosas, diverso matorral, arbustos, frondosa y arbolado de repoblación de pinos.

Los bomberos lograron dar por extinguido el fuego sobre las 09:59 horas del martes día 14 de agosto.

El fiscal detalla que los gastos de los trabajos de extinción ascendieron a 39.870 euros para los Bomberos de Asturias, a 23.146 euros para la Xunta de Galicia y a 269.035 euros para el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, lo que suma un total de 332.052,42 euros. A ello hay que sumar otras cantidades por los perjuicios medioambientales, que el fiscal cifra en 177.572 euros.

El fuego afectó a más de 120 parcelas en Asturias y a 22 en Galicia, añade la fiscalía, que califica los hechos de un delito de incendio forestal cometido por imprudencia grave.

Comentarios