miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

El carácter del socialismo gallego

Pilar Cancela
Pilar Cancela
Pilar Cancela, la 'apagafuegos' de Besteiro, asume las riendas del PSdeG con un ojo puesto en rearmar el partido y el otro fijo en Madrid

"Ilusionada" por el reto y "agradecida" a Besteiro por la confianza despositada en ella. Con ese mensaje iniciaba Pilar Cancela su aventura como secretaria de Organización del PSdeG en septiembre de 2013, seguro que sin ser capaz de imaginar ni por asomo que solo dos años y medio después sería diputada en el Congreso y la nueva cabeza visible del socialismo gallego tras la accidentada caída del que fue su gran valedor político.

Tras la dimisión de Besteiro el pasado viernes, la dirección del PSOE anunciaba la constitución de una gestora en la federación gallega y situaba al frente de la misma a esta compostelana hija de emigrantes —de hecho ella nació en Stuttgart en 1967— en lo que parecía un relevo natural y una solución de continuidad.

Cancela había ejercido en todo este tiempo el papel de número dos de Besteiro de forma impecable. Para muchos, de hecho, fue una secretaria de Organización de manual, porque dio la cara en los buenos y en los malos momentos y, sobre todo, porque se dedicó a apagar —o al menos lo intentó— los incendios que iban calcinando la unidad del partido a cámara lenta. Su imagen negociando en Ourense con los concejales pachistas díscolos que le echaron un pulso al propio alcalde es quizás una de las que mejor resume su oscura labor en la sala de máquinas del socialismo gallego.

De ella dicen los que la conocen que tiene facilidad para el diálogo y el acuerdo. De hecho, tras estudiar Derecho en la USC sacó plaza de funcionaria en la Xunta y dirigió el Servizo Xurídico e de Solución de Conflitos del Consello Galego de Relacións Laborais. Y más tarde llegó a directora xeral de Relacións Laborais de la Consellería de Traballo. Primero en la Administración Fraga, entre 2002 y 2003, un capítulo de su carrera que le valió más de una crítica y que acabó convertido en un sambenito con el que cargará el resto de su vida. Y después volvió a ocupar el mismo alto cargo de la consellería con el bipartito de Touriño y Quintana, entre 2005 y 2009.

Fue precisamente con la llamada de Touriño cuando se afilió al PSOE, ya que antes nunca había militado en ningún partido "y no pienso militar en ningún otro", zanjó hace unos años, confirmando esa fama que la rodea de ser una mujer de mucho carácter.

En 2013, José Ramón Gómez Besteiro la rescató para la política y en las pasadas elecciones estatales encabezó la lista del PSOE por A Coruña, lo que le garantizó un asiento en el Congreso, una estrecha relación con Ferraz y, desde el viernes, los mandos del PSdeG.

SU NUEVO ROL. La presidencia de la gestora abre una nueva etapa política en la vida de Cancela que da pie además a dos teorías contrapuestas: una dice que se trata del paso natural para tomar el relevo de Gómez Besteiro al frente del partido y como candidata a la Xunta en las autonómicas y la otra sostiene que la política compostelana no es más que un instrumento a las órdenes de Ferraz para garantizar apoyos gallegos a Pedro Sánchez ante el eventual combate de mayo contra Susana Díaz en el que se dirimirá el futuro liderazgo del PSOE en España.

Los defensores de esta última hipótesis creen que no da el perfil de candidata porque no es muy conocida y porque en su papel de apagafuegos  de  Besteiro quemó su imagen interna y se granjeó  enemigos  en  media Galicia. Además, admiten que tiene feeling con Sánchez, que llegó a proponerla para la Mesa del Congreso —finalmente no cuajó por la correlación de fuerzas —, por lo que a día de hoy el papel de la gestora y de Cancela sería estar al servicio político del secretario general.

Sin embargo, en el rosario de nombres que casi a diario conforman la quiniela de posibles líderes y candidatos del PSdeG el suyo es de los que cotiza al alza. Al menos  parece  claro que es una de las opciones que baraja el  sector del partido afín a Besteiro, junto a los de Xaquín Fernández Leiceaga e incluso Iván Puentes.

Cancela es organizada, tiene capacidad de mando, experiencia  política y una plataforma desde la que promocionarse como es el Congreso. Si decide dar el paso, a nadie se le escapa que será una rival difícil de batir.

El carácter del socialismo gallego
Comentarios