Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

El acusado de asesinar a su casero en Outes, en A Coruña, alega defensa propia

El hombre acusado de haber asesinado presuntamente a martillazos a su casero en la localidad coruñesa de Outes ha reconocido hoy que lo hizo en defensa propia tras sufrir "acoso y coacciones" y haber sido atacado "con un cuchillo", lo que provocó que actuase "presa del pánico".

Mirko S., de nacionalidad italiana, ha testificado hoy en la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña por unos hechos que ocurrieron la noche de San Juan de 2011, cuando acabó con la vida de Ramón Rúa Míguez tras golpearlo en la cabeza con un martillo.

El acusado, que había llegado apenas un mes antes a Galicia en busca de trabajo, sufrió durante semanas a un casero que "tenía una actitud coactiva y amenazante", pues entraba en su habitación "con los pantalones bajados para pedir felaciones", en una ocasión "con una navaja" e incluso decía que si se negaba lo echaría.

La noche de San Juan, la víctima "sacó un cuchillo" tras una discusión y, según la versión del acusado, lo atacó, por lo que él se defendió y, tras calmarse, hubo otro ataque al que respondió "cogiendo un martillo y golpeándolo tres o cuatro veces en la cabeza".

"Cuando vi lo que había pasado me quedé impresionado, perdí el sentido, me desmayé. No sabía si estaba vivo o muerto. Era presa del pánico. Pensé que sufriría un linchamiento del pueblo. No sabía lo que hacía", ha relatado, y se ha mostrado "arrepentido" por lo que sucedió.

El acusado de asesinar a su casero en Outes, en A Coruña, alega...
Comentarios