sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

Dos peritos declaran que la desconexión del ERTMS no mermó la seguridad

El perito judicial de telecomunicaciones César Mariñas y el ingeniero de Caminos, Juan Carlos Carballeira
El perito judicial de telecomunicaciones César Mariñas y el ingeniero de Caminos, Juan Carlos Carballeira
Aseguran que el exceso de velocidad fue la clave en el accidente de Angrois de julio de 2013

Dos de los tres peritos judiciales del accidente de Angrois, el ingeniero industrial José Manuel Lamela y el ingeniero de caminos Juan Carlos Carballeira Rifón, han ratificado este miércoles ante el juez instructor del caso, Andrés Lago Louro, los informes elaborados sobre el siniestro. El ingeniero industrial José Manuel Lamela ha señalado en su informe que "del análisis de toda la documentación, trámites y plazos correspondientes a las Autoridades de Puesta en Servicio y de Circulación obtenidas por los trenes Alvia S730, se desprende que se ajustaron y cumplieron, en todo momento, con las normas reguladoras de estos procedimientos (Orden Fom/233/2005 y Resolución Circular 10/2008, y las mencionadas NTC)".

Ha añadido, han informado a Efe fuentes cercanas al caso, que "a la vista de los datos almacenados en el Registrador TELOC 2500 embarcado en la Cabeza Motriz 2, los dispositivos de freno del tren Alvia 730.012 funcionaron correctamente".

El ingeniero industrial ha relatado que recoge en su informe que "debe subrayarse que ninguna de las actividades de mantenimiento no realizadas adecuadamente indicadas, ni en conjunto, ni cada una de ellas por separado, pueden incluirse como causas que hayan podido contribuir al descarrilamiento ocurrido el 24 de julio de 2013 en la curva de A Grandeira". "El tren iba demasiado rápido para tomar la curva", ha enfatizado a su salida, tras un interrogatorio que superó las dos horas.

El otro de los tres peritos citados hoy a declarar, Juan Carlos Carballeira Rifón, ha ratificado también las conclusiones recogidas en su informe en las que señala que "de la revisión de la documentación entregada relativa al plan de mantenimiento del material rodante y el libro de reparaciones de la cabeza motriz 2 no consta se haya incumplido normativa". En relación con la Homologación del Tren S-730, apunta que "se han cumplido los requisitos formales establecidos por la Orden FOM/233/2006 de 31 de enero de 2006 que es la que la regula",

Al mismo tiempo que ha destacado que "se han cumplido también los requisitos técnicos exigidos, ya que se han realizado las pruebas necesarias para su Homologación para puesta en servicio de Segundo nivel, cumpliéndose las normas NTC MA.001 y NTC MA.007 afectadas por las modificaciones realizadas en los vehículos". En su informe, Juan Carlos Carballeira Rifón ha apuntado que "la decisión de desconexión del sistema ERTMS-ASFA analógico debido a los diversos fallos presentados y sustituirlo por el ASFA digital no ha producido una merma de la seguridad, es decir, el sistema ASFA digital en el tramo Ourense-Santiago proporciona una seguridad análoga a la del sistema ERTMS-ASFA analógico de la puesta en servicio.

Esto se debe, ha detallado, a que el sistema inicial incorporaba ASFA digital y a que la incompatibilidad surgida obligó a incluir un tramo de aproximadamente doce kilómetros con marcha a la vista".

Dos peritos declaran que la desconexión del ERTMS no mermó la...
Comentarios