Miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo
Miércoles. 13.12.2017
El tiempo

Detenido en Marín por timar a ancianos que llevaba "amablemente" en su coche

Efectos incautados al estafador. DP
Efectos incautados al estafador. DP

Se hacía pasar por empresario y, tras ganarse su confianza, les decía que tenía que cambiar una importante suma de dinero

 

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Local de Marín han detenido a un individuo de 60 años vecino de Ourense, con múltiples antecedentes policiales, algunos por hechos similares, por al menos seis estafas por el timo "necesidad de dinero cambiado". 

Según informa la Policía Nacional, el 8 de noviembre se presentó una denuncia en la Comisaría de Marín en la que un hombre declaró haber sido víctima de una estafa. Según dijo, supuestamente cuando se encontraba en una parada de autobús de Pontevedra un coche se detuvo a su lado y el conductor le invitó a subir y acercarlo a la localidad de Marín. 

Durante el trayecto el conductor le contó que era propietario de unas gasolineras y que necesitaba cambio de dinero urgentemente, relata la Policía. Al llegar a Marín le invitó a café y siguieron charlando, al tiempo que le reiteró que tenía problemas de cambio de dinero para llevar a sus gasolineras. 

Tras ganarse la confianza del denunciante, éste le hizo entrega de 500 euros en billetes de diferente valor que llevaba en ese momento encima y continuaron recorrido hasta llegar a la localidad de Seixo, donde le insistió para que retirase 500 euros de una sucursal bancaria en la carretera principal. 


La clave está en la facilidad de palabra del individuo y la capacidad para ganarse la confianza de las víctimas con artimañas y gran habilidad


Después de retirar dicha cantidad fraccionada, el conductor le dijo que cuando llegasen a la oficina que tienen en Marín le devolvería los 1.000 euros que le acaba de prestar. Una vez en Marín le pidió que se apease al lado de la iglesia y que esperase allí mientras iba a buscar el dinero. 

Transcurridos 10 minutos el denunciante empezó a sospechar que había sido víctima de un timo, por lo que se dirigió a dependencias policiales para presentar la correspondiente denuncia.

OTRA VÍCTIMA. El 14 de noviembre se presentó en la Comisaría de Marín otra denuncia en los mismos términos. En este caso la víctima nuevamente esperaba el autobús y un individuo en un coche se ofreció a llevarlo y le solicitó cambio de dinero, en este caso, para abonarle a unos obreros que supuestamente le hacían unas obras en casa. 

Esta segunda víctima retiró de la sucursal bancaria en un primer momento 400 euros y, ante la insistencia del conductor del vehículo, otros 750 euros y, por último, 3.000 euros en otra sucursal diferente, lo que supuso un total de 4.150 euros. 

En este caso le dijo a la víctima que fuera a pedir el justificante de la retirada del dinero, momento que aprovechó para irse del lugar y dejarlo allí. 

La Policía Nacional ha indicado que, con el mismo modus operandi con pocas variaciones "hay hasta seis denuncias por estafa". "La clave está en la facilidad de palabra del individuo y la capacidad para ganarse la confianza de las víctimas con artimañas y gran habilidad", añaden las mismas fuentes. 

El perfil de las víctimas es, concreta la Policía, de personas de edad avanzada a las que aborda en paradas de autobús con la excusa de llevarlas amablemente a su domicilio.

ÚLTIMA DENUNCIA. El 1 de diciembre presentó denuncia en comisaría la última víctima, hasta ahora, una mujer que esperaba el autobús en la localidad de Combarro y que también fue invitada a subir la vehículo por este individuo, que en este caso se presentó como empresario hostelero. 

Tras ganarse su confianza y quejarse de que las entidades bancarias no le facilitaban cambio, le pidió a la mujer que retirase la cantidad de 6.000 euros en billetes de 50, a lo que accedió en dos sucursales diferentes. Así, en una retiró 3.000 euros y en la otra, los 3.000 restantes en billetes de 20 euros. 

El individuo le pidió a la víctima que esperase al lado de otro coche que afirmaba ser suyo también mientras aparcaba el que conducía en ese momento. Cuando la mujer se acercó al vehículo el individuo huyó del lugar y la denunciante se percató de que acababa de ser víctima de una estafa. 

Esta mujer se puso inmediatamente en contacto con la Policía Nacional solicitando una patrulla policial que la trasladó a dependencias policiales para presentar denuncia por lo ocurrido.

VIGILANCIA. Los agentes policiales iniciaron un dispositivo de vigilancia sobre las paradas de autobús frecuentadas por este individuo y, tras numerosas pesquisas, lograron localizar el vehículo en una de las localidades próximas a Marín el 1 de diciembre. 

Una vez interceptado el vehículo los agentes identificaron y detuvieron a este individuo, al que imputan hasta ahora la comisión de seis estafas. 

La Policía destaca que en el momento de la detención, y tras llevar a cabo un cacheo de seguridad, los agentes el intervinieron 5.100 euros en billetes de 20, 50 y 10 y un justificante de ingreso en su cuenta de 1.000 euros, lo que hace un total de los 6.000 euros que acababa de estafar a la última denunciante de Poio. 

Detenido en Marín por timar a ancianos que llevaba "amablemente" en...