Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

Detenido tras encerrarse en unas dependencias de la Xunta y amenazar a los funcionarios

Xefatura de Coordinación da Área do Mar
Xefatura de Coordinación da Área do Mar

El hombre, vecino de Malpica, causó diveros destrozos y tuvo que ser neutralizado por la Policía

Un hombre de 32 años vecino de Malpica fue detenido tras encerrarse en un baño de unas dependencias de la Xunta en A Coruña, donde causó daños y amenazó a los funcionarios, según informa la Policía Local coruñesa. Tras neutralizarlo, fue trasladado a un centro sanitario y posteriormente a dependencias policiales, para quedar después a disposición judicial en los calabozos.

Según indicó la Policía, a las 14.40 horas del viernes, dos patrullas acudieron a la zona de Ramón y Cajal para dirigirse a unas dependencias de la Xunta de Galicia situadas en este lugar, donde, tras cerrar al público, un hombre se negaba a salir. El individuo se encerró en un baño, "en estado alterado", señaló, "causando daños y amenazando a los funcionarios y trabajadores de las dependencias públicas".

El vigilante de seguridad informó a los agentes de que el hombre llevaba "toda la mañana" en el lugar para pedir explicaciones por una denegación de una solicitud, y acabó por encerrarse en uno de los baños "rompiendo los cristales". Amenazaba, según apunta la Policía, con "que se llevaría por delante a quien entrase".

El hombre porfiaba amenazas asegurando "que se llevaría por delante a quien enterase"

En este escenario, los agentes contactaron con el hombre encerrado, "muy nervioso y alterado", y este les dijo que quería iniciar una huelga de hambre mientras amenazaba "reiteradamente" con que si algún policía entraba "se lo llevaría por delante". El oficial responsable del equipo intentó convencer y disuadir al hombre para que depusiese su actitud pero este se negó y rompió "alguno de los cristales de la ventana del interior del aseo", al tiempo que demandaba explicaciones a una persona por la denegación de la solicitud.

Las explicaciones "oportunas" le fueron dadas, según aseguró la Policía Local, que añade que, pese a esto, el hombre "continuó sin atender a razones y se volvió por momentos más agresivo". Mientras, los agentes observaron desde la ventana del baño lindante como el hombre portaba en una de sus manos "a modo de arma" un cristal. Entonces, al lugar se trasladó un inspector de la Policía Local para intentar convencerlo.

Fue necesario utilizar sprays defensivos de pimienta "para poder neutralizarlo y proceder a su inmovilización"

Tras una hora sin obtener resultados, los agentes decidieron forzar la puerta y entrar al baño para detenerlo, para lo que fue necesario, indican, utilizar sprays defensivos de pimienta "para poder neutralizarlo y proceder a su inmovilización".

El hombre fue denunciado por varios delitos: mantenerse contra la voluntad de su titular, fuera de las horas de apertura, en oficina pública; daños intencionados, amenazas y resistencia grave a agentes de la autoridad. Los agentes informaron al responsable y al personal de los trámites a seguir para denunciar los hechos y estos, según puntualizan, manifestaron su intención de hacerlo y de solicitar medidas cautelares contra esta persona.

Detenido tras encerrarse en unas dependencias de la Xunta y...
Comentarios