Detenido O Chioleiro por el crimen de la maleta de Vigo

José Manuel Durán González fue condenado antes por violar y matar a su abuela en 1988 y por el asesinato de Alicia Rey en A Lama en 2004 ► El juez lo envía a prisión
O Chioleiro, en 2010, durante un juicio por amenazas a periodistas JAVIER CERVERA MERCADILLO
photo_camera O Chioleiro, en 2010, durante un juicio por amenazas a periodistas JAVIER CERVERA MERCADILLO

La Policía ya ha dado con el supuesto responsable de uno de los crímenes más inquietantes de la crónica negra reciente de la comunidad: el de la mujer cuyo cadáver apareció en avanzado estado de descomposición dentro de una maleta de la que afloraban gusanos y un fuerte hedor en Vigo, no muy lejos del estadio del Celta. El nombre del detenido por sí solo quizás no diga nada: José Manuel Durán González. Pero si se menta su apodo la cosa cambia. Es O Chioleiro, un mote que en Galicia evoca hechos tan sobrecogedores como la violación de una abuela por parte de su propio nieto en 1988. Ese era O Chioleiro con 24 años.

Después entró en prisión, para salir décadas después y matar a su amiga Alicia Rey en 2004. Por este crimen estuvo entre rejas hasta febrero de 2023, hace un año. A los seis meses de salir reincidió: mató supuestamente a Carmen, cuyo cuerpo apareció en una maleta en lo que sería el tercer crimen de este sanguinario asesino. Ahora vuelve a estar en la cárcel y, habida cuenta de que tiene 60 años, se espera que si algún día vuelve a ser libre sea ya un anciano y no vuelva a asesinar.

Con este currículum, el sobrenombre de O Chioleiro no sorprendió en la comisaría de Vigo cuando esta semana, en el curso de las investigaciones, cayeron en la cuenta de que fue él quién compartió habitación con la mujer cuyo cuerpo, según las hipótesis que manejan, se corresponde con el de la valija hallada en Balaídos. Lo deteriorado de los restos mortales no han permitido hasta el momento, y pese a la autopsia, la plena identificación del cadáver, pero la Policía da por sentado que se trata, por similitudes físicas,  de una mujer llamada Carmen. Era española, de unos 50 años y en situación de exclusión social.

Según fuentes cercanas al caso, vivía de la caridad en Vigo y en algún momento entre febrero y agosto de 2023 tuvo el infortunio de cruzarse en su vida con O Chioleiro. La hipótesis de la Policía es que ambos trabaron una relación y arrendaron juntos algo parecido a una habitación en un destartalado piso de la zona de Balaídos que funcionaba a modo de pensión ilegal. Se ubica en la Avenida Fragoso, a escasos metros de donde apareció la valija con el cuerpo.

Una circunstancia que facilitó la investigación es que el cuarto, dentro de la irregularidad del alquiler, estaba arrendado a nombre de O Chioleiro, quien en su momento dijo al casero que viviría allí temporalmente con su pareja. Y así fue. Él abandonó la habitación el pasado septiembre, aunque para entonces se cree que ya había matado a Carmen. Esta hipótesis se basa en la declaración de una vecina cuya casa linda con la parcela donde hace una semana apareció la maleta. "Llevaba ahí desde agosto", indicó. Preguntada por qué no dio aviso —fue un mecánico de un taller cercano quién alertó—, esta mujer se desvinculó alegando que "esa zona no es" de su propiedad. Con todo, se espera que la necropsia pueda concretar la fecha del óbito y complementar con pruebas forenses la declaración de esta vecina.

¿Dónde la mató?

La Policía cree que O Chioleiro dio muerte a Carmen en el cuartucho que compartían. No en vano, registraron la habitación y encontraron "indicios en un colchón que podrían evidenciar que allí habría ocurrido un hecho violento".

O Chioleiro, en el juicio por el asesinato de Alicia Rey. GONZALO GARCÍA
O Chioleiro, en el juicio por el asesinato de Alicia Rey. GONZALO GARCÍA

Tirando del hilo, descubrieron que la mujer que había residido allí durante meses presentaba unas "características que serían compatibles" con el cuerpo hallado en la maleta, explican fuentes policiales. Su asesino es de sobra conocida. Este viernes eO Chioleiro volvía a prisión, y lo hacía una vez más  como responsable de un homicidio u asesinato —a falta de calificación definitiva—. Es un ilícito lo suficientemente grave, en todo caso, para que salga ya octogenario.

Un sujeto capaz de violar a su abuela con el que la reinserción no parece funcionar

El de la reinserción es el precepto sobre el que pivota el sistema penitenciario español. Pero cuando se habla de rehabilitar a un reo y aparece el nombre de O Chioleiro las caras de circunstancias son inevitables. La realidad es dura: la cárcel no ha hecho nada bueno de este varón que, lejos de avergonzarse de sus actos, se hizo célebre por aparecer ante el juez sonriente, con gafas de sol o parapetado tras revistas eróticas y cuyos comportamientos histriónicos exasperaban a los familiares de las víctimas.

En su primer juicio, de hecho, los allegados de la asesinada eran también los suyos, porque lo procesaron por violar y matar a su abuela, de 83 años. Él tenía 24. A nadie le entró en la cabeza semejante comportamiento, y por eso acabó en un psiquiátrico en vez de en la cárcel.

O Chioleiro. GONZALO GARCÍA
O Chioleiro. GONZALO GARCÍA

En 2004, al poco de salir, volvió a matar, en este caso a Alicia. Penó por ello hasta febrero de 2023, hace un año. Y la historia se vuelve a repetir con Carmen y un sujeto que también ha amenazado a periodistas y a otras mujeres que tuvieron la mala suerte de coincidir con él. Vuelve a estar a la sombra, aunque no se reinserte.