Decenas de gallegos atrapados en los aeropuertos de Londres por las fuertes nevadas

"Estamos aquí 250 gallegos secuestrados. Nos han cancelado el vuelo y nos dicen que nos busquemos la vida", denuncia uno de los afectados
Nieve en un parque de Londres. EFE
photo_camera Nieve en un parque de Londres. EFE

Decenas de gallegos permanecen en Londres atrapados sin saber cómo y cuándo volverán tras una fuerte nevada en gran parte del Reino Unido que ha provocado una alteración en los medios de transporte, con el cierre temporal de varios aeropuertos.

Un avión de la aerolínea Ryanair que debía aterrizar este domingo por la noche en Santiago de Compostela figura entre los que permanecen parados en el aeropuerto londinense de Stansted debido a la nevada. Parte del pasaje permanece exhausto tras una noche en las dependencias del aeropuerto con indignación hacia la compañía aérea por la sensación de haberse desentendido de sus obligaciones.

"Estamos aquí 250 gallegos secuestrados. Nos han cancelado el vuelo y nos dicen que nos busquemos la vida", cuenta por teléfono Marcos Martín-Sonseca, uno de los pasajeros, perplejo porque el personal de Ryanair, en lugar de buscar una solución, le recomiende que pida una hoja de reclamaciones

Martín-Sonseca viaja con su pareja y sus dos hijos, cuyos carritos facturaron antes de que se retrasase el vuelo sin que nada sepan de ellos, como tampoco saben del resto de su equipaje, de modo que los niños han tenido que dormir en el suelo, igual que muchas personas de edad avanzada que no han conseguido una silla donde cabecear.

Según los pasajeros atrapados, empieza a notarse la crispación y la tensión después de tantas horas sin información, con agentes de Policía recorriendo la zona de embarque, y desde las 15.00 horas de la tarde de este lunes ha aumentado la incertidumbre entre el pasaje al conocer que el vuelo ha sido definitivamente cancelado. "Ahora dicen que a ver si viene una tripulación en coche desde Manchester y a ver si nos meten en algún avión, pero luego viene otra persona y nos dice que no, que nos busquemos la vida y que hay un mostrador donde puedes rellenar una hoja de reclamaciones", explica este pasajero gallego.

Mientras esperan, los pasajeros atrapados se ven obligados a acudir a máquinas dispensadoras de comida rápida con la sospecha de que nadie se hará cargo de sus gastos. Los pasajeros comprenden que la nevada ha bloqueado los vuelos, pero reprochan a la aerolínea una gestión "nefasta" de las situación de sus clientes.

"No nos han informado en ningún momento, no nos han mandado ni un correo electrónico. Nunca nos han informado de que el vuelo estaba cancelado", se quejan los pasajeros, que obtienen apenas información tras presionar al personal de la aerolínea irlandesa.

Comentarios