lunes. 29.11.2021 |
El tiempo
lunes. 29.11.2021
El tiempo

No hallan explosivos en el avión que aterrizó en Alvedro tras una amenaza de bomba

El avión de Volotea en Alvedro, con profesionales de los Tedax al lado. CABALAR
El avión de Volotea en Alvedro, con profesionales de los Tedax al lado. CABALAR
En la aeronave, que cubría el vuelo Bilbao-A Coruña, viajaban 105 pasajeros y 6 tripulantes y todos se encuentran en perfecto estado

Los especialistas que revisaron el avión que realizaba el vuelo Bilbao-A Coruña en el que se produjo una amenaza de bomba no encontraron ningún rastro de explosivos en la aeronave, lo que confirma las sospechas de la Ertzaintza. La Policía vasca recibió el aviso en un mensaje anónimo a través de su aplicación, al que dio "muy poca credibilidad" pero, siguiendo el protocolo, dio traslado a la Guardia Civil y se activó el plan de emergencia en Alvedro. Todos los pasajeros y la tripulación se encuentran bien.

En concreto, el aeropuerto de A Coruña activó su plan de emergencia por la amenaza relacionada con el vuelo V73538 entre Bilbao-A Coruña operado por Volotea, según informaba Aena. El avión aterrizó alrededor de las 7.30 horas en Alvedro. Todo el pasaje fue desembarcado y aislado en una sala, mientras la aeronave se llevó a una zona alejada.

Un amplio dispositivo con efectivos de Guardia Civil, Policía, bomberos y ambulancias se desplegó en la zona. El aeropuerto siguió operativo en todo momento.

La Guardia Civil confirmó que se procedió a aislar el avión "trasladando pasajeros y tripulación a una sala aislada sin su equipaje de cabina para control de los mismos". La inspección de los viajeros no ha arrojado ningún resultado. Profesionales de los Tedax tampoco encontraron nada en la cabina ni en las bodegas. El Instituto Armado desmintió que hubiese un detenido, como apuntaban varias informaciones en las redes sociales.

Según informó la compañía, en el avión viajaban 106 personas a bordo, entre ellas un bebé, y 6 miembros de la tripulación. "Todos se encuentran en perfecto estado", indica Volotea.

INVESTIGACIÓN. En declaraciones a los periodistas junto a la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, Jambrina ha detallado que "se van a hacer unas diligencias porque hay un delito de desórdenes públicos".

Asimismo ha revelado que, en un primer momento, se vinculó la amenaza de bomba con un pasajero que "es un interno que está de permiso penitenciario", si bien ha sugerido que "tal vez era para perjudicar a esta persona" porque este viajero "no tenía nada que ver".

Fue una comunicación al sistema de alertas de la Ertzaintza lo que determinó la puesta en marcha del plan de emergencias en el aeropuerto de A Coruña, según han explicado fuentes de la Guardia Civil, que han precisado que tanto las fuerzas de seguridad del Estado como la Policía Autonómica tienen este tipo de aplicaciones para alertas que puede hacer cualquier ciudadano si así lo considera. 

En el caso del de la Ertzaintza, han explicado que "alguien escribió en esa alerta" y que fue a partir de ese momento cuando se activó el protocolo que dio origen al aterrizaje de emergencia. 

No hallan explosivos en el avión que aterrizó en Alvedro tras una...