Confunde el freno con el acelerador y acaba incrustado en una casa rural

Los ocupantes del turismo resultaron con heridas leves mientras la vivienda registró importantes daños estructurales
El coche volcado en Poio. PROTECCIÓN CIVIL POIO
photo_camera El coche volcado en Poio. PROTECCIÓN CIVIL POIO

Todo ocurrió sobre las 12.40 horas de este lunes. Una pareja de turistas acababa de llegar a la casa rural A Maquía, en Samieira (Poio), y se disponía a hacer el chek-in para disfrutar de unas relajantes vacaciones. Pero sus bucólicos planes acabaron convertidos en un monumental susto.

El vehículo en el que viajaban era un Range Rover automático y, según reconoció después su conductor, confundió el pedal del freno con el del acelerador. De este modo, en vez de detenerse ante la entrada de su destino, el coche dio un fuerte acelerón y subió por encima de las jardineras hasta acabar dando una vuelta de campana en una cuesta y empotrarse contra una vidriera de la fachada.

Por fortuna, esa parte de la casa rural es la destinada al desayuno y en esos momentos estaba deshabitada. Eso sí, los daños materiales son cuantiosos, a la espera todavía de realizar un peritaje en detalle.

Los dos ocupantes del turismo, un matrimonio de mediana edad, sufrieron heridas leves. Ella, un sofocón de campeonato; él, unos puntos de sutura en la frente. Fueron auxiliados por efectivos de Protección Civil de Poio, de Bombeiros do Salnés y del 061.  

A media tarde una grúa se encargó de la retirada del vehículo incrustado en la fachada, momento en que los responsables del negocio evaluaron el verdadero alcance de los daños estructurales sufridos provocados por el accidente.

Los equipos de emergencia, en el lugar del incidente. PROTECCIÓN CIVIL POIO
Los equipos de emergencia, en el lugar del incidente. PROTECCIÓN CIVIL POIO