Los peritos confirman la manipulación del disco duro de Déborah Fernández

Los abogados solicitan que se recabe información sobre la cadena de custodia en dependencias policiales
Rosa, hermana de Déborah, y sus abogados Ramón Pérez e Ignacio Pérez, este viernes llegando al juzgado de instrucción número 2 de Tui. SALVADOR SAS (Efe)
photo_camera Rosa, hermana de Déborah, y sus abogados Ramón Pérez e Ignacio Pérez, este viernes llegando al juzgado de instrucción número 2 de Tui. SALVADOR SAS (Efe)

Los peritos de la empresa Lazarus Technology, que han declarado este jueves por videoconferencia ante la jueza de instrucción 2 de Tui, se han ratificado en su informe y han confirmado que el disco duro del ordenador de la joven viguesa Déborah Fernández-Cervera (cuyo cadáver apareció en mayo de 2002 en una cuneta de O Rosal, tras varios días desaparecida) fue manipulado.

En su comparecencia, los expertos han reiterado que el disco duro fue manipulado por alguien con conocimientos avanzados y que se borraron archivos de internet, correos electrónicos y mensajes de la aplicación Messenger, además de manipularse gran cantidad de otro tipo de archivos. Asimismo, han ratificado "sin ninguna duda" que dicha manipulación se produjo en algún momento después de que el dispositivo fue recogido por la Policía, en el año 2006.

La familia de la joven ha advertido de que estos hechos "gravísimos" deben ser investigados, y tiene esperanza de que la jueza de instrucción acuerde la apertura de una pieza separada para determinar si se cometió algún delito con respecto a la custodia y eventual manipulación de ese dispositivo.

De hecho, sus letrados ya solicitaron que se librase oficio a la Dirección General de la Policía para que certifique la cadena de custodia del disco duro desde el momento en que fue recogido y las personas que tuvieron acceso al mismo; igualmente, han pedido que se recabe la misma información de la Guardia Civil, que tuvo en sus dependencias el dispositivo, y del propio juzgado. También han pedido que se remita el informe a la Fiscalía de Pontevedra.

Mientras, el procedimiento continúa en el juzgado, con un único investigado, el exnovio de la joven, Pablo P.S-L., y las partes se encuentran ahora a la espera de que llegue una prueba pericial solicitada por los abogados del imputado, en relación al análisis de una fotografía que está en un DVD donde se volcó el contenido del ordenador de la joven.