sábado. 22.01.2022 |
El tiempo
sábado. 22.01.2022
El tiempo

Un año de cárcel por agredir a un policía en el desalojo del Alfageme

El Bernardo Alfageme, instalado en la rotonda de Coia
El Bernardo Alfageme, instalado en la rotonda de Coia

El Juzgado de lo Penal 2 de Vigo ha condenado a un año de prisión a Xurxo R.M. por los delitos de resistencia y lesiones a un agente de la Policía Local durante el desalojo, el pasado 7 de enero, de varios opositores a la colocación del Bernardo Alfageme en una rotonda.

Asimismo, le impone una indemnización de 1.135 euros al agente en cuestión, informó la Asemblea Aberta de Coia.

El colectivo critica en un comunicado que el tribunal valore las declaraciones durante el juicio del agente implicado y de sus compañeros y no entre a analizar las, a su juicio, "múltiples contradicciones y ambigüedades" en que incurrieron, como tampoco los testimonios de testigos aportados por la defensa.

En esta línea, la Asamblea de Coia recurrirá la sentencia ante la Audiencia de Pontevedra al considerar que la presunción de veracidad de declaración de los agentes de la autoridad quedó "desmantelada" por medio de la prueba gráfica y testimonial aportada por la defensa.

La Fiscalía pedía para el acusado dos años y seis meses de prisión y una multa de 1.140 euros, pero finalmente, Xurxo R.M. ha sido condenado por un delito de resistencia y no de atentado a agente de la autoridad con el argumento de que su conducta fue consecuencia de la previa actuación policial y fruto del desalojo de la rotonda.

En el juicio, el condenado alegó que durante los forcejeos entre un grupo de manifestantes y la Policía Local de Vigo alguien lo empujó por detrás y levantó una mano, y que fruto de "la inercia" acabó impactando en la visera del casco del agente, pero que nunca tuvo la intención de agredirlo.

Asimismo, negó que le retorciera un dedo y la muñeca cuando aquel procedía, con la ayuda de otros agentes, a inmovilizarlo y esposarlo antes de introducirlo en un coche patrulla para llevarlo a comisaría.

Sin embargo, el relato del policía indica que Xurxo R.M. levantó el brazo con la mano abierta y al bajarla cerró el puño e impactó contra la visera de su casco, que al bajarse de golpe le impactó en la nariz.

El agente, que estuvo 19 días de baja, reseñó, al igual que otros compañeros que declararon como testigos, que el resto de manifestantes se comportó normalmente, dentro de lo que cabe esperar en un desalojo, y que no hubo empujones ni tirones, como aseguraron los testigos aportados por la defensa, uno de ellos el párroco del Cristo de la Victoria.

Un año de cárcel por agredir a un policía en el desalojo del Alfageme
Comentarios