Compañeros y policías homenajean al bombero que murió al caerle un muro encima en Vigo

Este trabajador resultó herido en diciembre de 2007 junto a otros tres compañeros al desplomarse el suelo de una cafetería en la calle García Barbón

Inmueble de Vigo en el que se produjo el derrumbe e imagen de  Sergio Sanlés. EUROPA PRESS
photo_camera Inmueble de Vigo en el que se produjo el derrumbe e imagen de Sergio Sanlés. EUROPA PRESS

Los homenajes al bombero vigués Sergio Sanlés Domínguez, que pereció el sábado al caerle encima una pared en un edificio que estaba inspeccionando con otros cinco compañeros en la avenida de Beiramar, en Vigo, se sucedieron este domingo por toda Galicia y se repitieron también en otras comunidades.

Quizá el más sentido fue el tributo que le rindieron en el parque central de Teis, en Vigo, donde decenas de profesionales de la lucha contra el fuego se concentraron ante las instalaciones y aprovecharon para hacer sonar las sirenas de las motobombas.

A este emotivo acto, celebrado este domingo a mediodía, se sumaron representantes de la Policía Nacional y de la Policía Local, un cuerpo, este último, al que el fallecido perteneció durante años antes de incorporarse a los bomberos.

Las sirenas también 'lloraron' en los parques de bomberos de Narón, Betanzos, Ponteareas, Boiro, Ferrol, Cee e incluso en León y en Castro Urdiales, en Cantabria. herido en 2007. Con el concello viviendo su segunda jornada de luto oficial, las gaitas sonaron en Teis en memoria del veterano fallecido, de 48 años, casado y con dos hijos.

En el parque de Coruxo, al que pertenecía Sergio Sanlés, un crespón negro permanecía colgado en memoria de este trabajador, que en diciembre de 2007 resultó herido con otros tres compañeros al desplomarse el suelo de una cafetería en la calle García Barbón cuando trataban de sofocar un incendio. El veterano, de 48 años, será incinerado e en el tanatorio de Emorvisa, en Vigo, donde se ofició una liturgia en su recuerdo.

Comentarios