Garzón Amo se desmorona al recordar el accidente: "Perdón, perdón, perdón"

La jueza pospone la declaración de Cortabitarte "por no estar en condiciones" a raíz de la agresión sufrida

Francisco José Garzón Amo. LAVANDEIRA JR
photo_camera Francisco José Garzón Amo. LAVANDEIRA JR

La premura por inaugurar la línea de Alvia entre Santiago y Ourense en diciembre de 2011, en la antesala de las elecciones generales, con el Gobierno ya en funciones, llevó a que los maquinistas de Renfe, entre ellos Francisco José Garzón Amo, realizasen sus prácticas por la vía 2, puesto que la 1 todavía no había sido abierta al tráfico ferroviario. En esa vía 2, aseguró, sí había una serie de balizas y señales semafóricas que instaban a reducir la velocidad del convoy ante la proximidad de una curva pronunciada como la de A Grandeira, en Angrois.

► Así fue la declaración completa del maquinista:

El maquinista: "Perdón, perdón, perdón"

El maquinista Francisco José Garzón Amo se ha desmoronado en la segunda sesión del juicio por el accidente de un Alvia el 24 de julio de 2013 en Santiago al recordar el día del descarrilamiento que costó la vida a 80 personas y causó lesiones a cerca de centenar y medio.

A Garzón Amo le saltaron las lágrimas cuando su letrado, Manuel Prieto, fue directamente al siniestro y a su situación dentro de la cabina, donde se quedó encajonado, lesionado, imposibilitado para salir y sin opción siquiera a romper la ventanilla.

"Perdón, perdón, perdón", exclamó el conductor de aquel tren, al romperse. La jueza presidenta de la sala, María Elena Fernández Currás, le pidió que se tranquilizase. Cuando esto ocurrió eran las 9.50 de la mañana y la sesión llevaba menos de diez minutos escasos.

Las primeras preguntas de Manuel Prieto a su patrocinado fueron acerca de su preparación. Garzón Amo contestó que estaba formado en la vía dos de la línea Santiago-Ourense, pero no en la uno, que es donde se produjo el siniestro.

"Es criminal que me saquen del hospital con tres costillas rotas"

García Amo relató cómo vivió el accidente en el barrio compostelano de Angrois, su ingreso en el hospital y su paso por el calabozo.

"Es criminal que me saquen del hospital con tres costillas rotas. Y me habían puesto un tubo para quitarme la sangre en la pleura", ha dicho, al referirse a su alta y posterior apresamiento, para explicar que "de ninguna forma" estaba en condiciones de prestar declaración.

"No había ninguna señal hasta la curva de Angrois"

El maquinista, acusado junto al exjefe de seguridad de Adif por el accidente del tren Alvia en el que murieron 80 personas, ha asegurado que "no había ningún tipo de señal hasta la curva". "Nada de nada de nada", ha enfatizado.

Lo ha remarcado durante su declaración en el juicio por el siniestro, que ha durado exactamente una hora, y en la que solo ha respondido a las preguntas de su abogado.

La jueza pospone la declaración de Cortabitarte "por no estar en condiciones" a raíz de la agresión

La defensa de Andrés Cortabitarte, exjefe de seguridad de Adif, logró un aplazamiento en su declaración al alegar que "no está en condiciones después de lo que pasó ayer", en alusión a la agresión sufrida por parte del padre de una de las víctimas.

Este cuestionable argumento fue interpretado por las víctimas como un subterfugio para ganar tiempo y tener una semana extra para preparar con su abogado su declaración, que queda fijada de esta forma para dentro de una semana, el jueves 13.

Las víctimas afearon que la magistrada accediese a postergar esta declaración, y aluden que, además de la ventaja por poder planificar su declaración en base a lo dicho por el maquinista, el lapso temporal entre ambas lo favorecería, a la vez que aseguran, como también lo hicieron varias partes en la sala, que lo idóneo es que fuesen consecutivas.

Abogados de maquinista y víctimas censuran que Cortabitarte gana "tiempo"

Tanto el abogado del maquinista como de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155 han censurado la posposición hasta el próximo jueves, 13 de octubre, de la declaración del ex alto cargo de Adif imputado en el juicio del accidente de la curva de Angrois, Andrés Cortabitarte, porque consideran que así gana "tiempo" para preparar su intervención.

En concreto, al concluir la declaración del maquinista, Francisco José Garzón, la defensa de Cortabitarte solicitó posponer la suya –que estaba prevista para este mismo jueves–, alegando el golpe que le propinaba el miércoles el padre de una de las víctimas a la salida de la sesión de cuestiones previas. La jueza Elena Fernández Currás ha accedido a esta petición "para que pueda reponerse" tras este incidente.

El abogado de Garzón, Manuel Prieto, en declaraciones a la prensa al concluir la segunda jornada del juicio, se ha quejado de que el otro acusado "se sacase esto", en alusión a la agresión. "He protestado y le he dicho (a la jueza) que si (Cortabitarte) iba a hacer esto y se sabía desde el principio, que se dejasen las dos declaraciones para el próximo día", ha criticado.

Las víctimas: "Habrá gente que le perdone y habrá gente que no"

El presidente de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155, Jesús Domínguez, ha valorado que el maquinista que manejaba el convoy "una vez más" pidiese disculpas en su declaración durante el juicio por el accidente ocurrido en la curva de Angrois el 24 de julio de 2013.

"Una vez más ha pedido perdón. Nosotros somos un colectivo con todo tipo de sensibilidades. Habrá gente que le perdone y habrá gente que no, es un tema que yo no puedo valorar", ha reconocido Domínguez, en declaraciones a los medios de comunicación al finalizar la segunda jornada del juicio.

Garzón Amo solo contestará las preguntas de su abogado

Francisco José Garzón Amo ha señalado este jueves, momento clave del juicio al ser el día señalado para su declaración, que solamente va a contestar a las preguntas del abogado que se ocupa de su defensa, Manuel Prieto.

La sesión ha dado comienzo a las 9:42 horas en el edificio de la Ciudad de la Cultura habilitado para esta vista oral, que se prevé dure nueve meses.

La segunda jornada ha arrancado esta mañana con un ambiente muy distinto al del miércoles, pues el inicio estuvo marcado por las protestas de las víctimas y la presión mediática sobre los acusados.

El maquinista del Alvia, Francisco José Garzón Amo. LAVANDEIRA JR
El maquinista del Alvia, Francisco José Garzón Amo. LAVANDEIRA JR

Este jueves, sin embargo, una decena de policías ha flanqueado la entrada y ha acordonado la zona para evitar que la prensa se aproxime.

Con todos los medios de comunicación a metros de distancia de la entrada, pasadas las nueve de la mañana, ha accedido al edificio el maquinista, Francisco José Garzón Amo, acompañado de varios policías y de su abogado.

Minutos más tarde ha accedido en coche, hasta la rampa principal de acceso al edificio de la sala de vistas, el otro acusado, el responsable en el momento del accidente de la seguridad en la circulación de Adif, Andrés Cortabitarte.

Cortabitarte, que en la víspera fue agredido levemente por el padre de una de las 80 víctimas mortales de este siniestro, ha llegado con escolta policial y al entrar por la puerta principal del edificio, una de las víctimas de esta tragedia ferroviaria le ha insultado y lo ha calificado de "asesino", "cerdo" e "impresentable".

Día clave en el juicio del Alvia

 El juicio por el accidente del tren Alvia registrado el 24 de julio de 2013, con 80 víctimas mortales y casi centenar y medio de heridos, vivirá un momento clave este jueves con la declaración de Francisco José Garzón Amo, el maquinista del tren que descarriló en la entrada a Santiago.

La jueza María Elena Fernández Currás anunció al final de la sesión inaugural, celebrada el miércoles, que la siguiente jornada se retomaría con la testifical del conductor y que ya el viernes será el turno de la otra persona que se sienta en el banquillo, Andrés Cortabitarte, responsable de la seguridad en la circulación de Adif en el momento del siniestro.

El del Alvia será un juicio largo que estará centrado en la responsabilidad de Garzón, que encaró la curva de A Grandeira a más del doble de la velocidad permitida (191 km/h frente a 80), y la del otrora alto cargo del administrador de la infraestructura, en su caso por eventuales problemas que pudiesen haber afectado a la seguridad, al no prever un frenado técnico.

A Garzón y Cortabitarte se les imputan, respectivamente, ocho decenas de fallecimientos por imprudencia grave profesional, 145 de lesiones por el mismo motivo y un delito de daños, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

El Ministerio Fiscal solicita para cada uno de ellos cuatro años de prisión y demanda la inhabilitación del maquinista para su oficio durante el tiempo de la condena, así como la del cargo de Adif para cualquier profesión que implique gestión, seguridad o responsabilidad en este tipo de infraestructuras.

La reclamación total de daños y perjuicios en materia de responsabilidad civil asciende a 57.686.635,93 euros.

El expediente principal está conformado por 44.460 folios, los cuales están divididos en 95 tomos.

El juzgado ha admitido las declaraciones de 522 testigos, 21 testigos-peritos y 126 peritos (669 testificales en total), con el matiz de que las partes puedan desistir de alguna, en cualquier momento del transcurso de la vista, que está previsto que se prolongue nueve meses. 

El padre de una víctima del Alvia agrede a Cortabitarte

Así fue la agresión del padre de una víctima del Alvia a Cortabitarte, exalto cargo de Adif.

Resumen de la primera jornada del juicio

Lo más destacable de esta primera jornada, ya concluída y que proseguirá mañana con la declaración del maquinista, es que la jueza María Elena Fernández Currás ha admitido como material probatorio del juicio del Alvia el polémico vídeo presentado in extremis por Adif, en el que dice simular la trayectoria del convoy que descarriló el 24 de julio de 2013 en la curva de A Grandeira.

Eso sí, la propia magistrada reconoció que lo admite "como he admitido otras pruebas" y se mostró escéptica en torno al mismo: "No sé si es una reconstrucción o no. Es alguien conduciendo un tren por ese trayecto. No se sabe quién lo conduce ni cuándo. Y claramente ese tren no va a 200 km/h".

Comentarios