miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Caballero elude la polémica interna a la vez que su dirección ataca a los críticos

Caballero visitó este miércoles Monforte junto al alcalde y presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé. MIGUEL PIÑEIRO
Caballero visitó este miércoles Monforte junto al alcalde y presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé. MIGUEL PIÑEIRO
El líder del PSdeG solo deja avisos velados a sus opositores en el partido: "Sei do que terei que falar no seu momento". Fuentes de la cúpula ensanchan la brecha abierta redoblando los reproches de Quiroga contra Besteiro y Formoso

"Cando haxa que falar doutras cousas falarei". Con estas palabras, Gonzalo Caballero, eludió pronunciarse acerca de la polémica que arrecia en el PSdeG después de que su secretario de organización, José Antonio Quiroga, formulase fuertes reproches a sectores del partido, personalizados en el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, y el exsecretario general José Ramón Gómez Besteiro, a los que acusa de intrigar para relevar al actual lider del partido en el congreso autonómico previsto para otoño. Con todo, Caballero dejó un velado aviso a navegantes: "Tamén sei do que terei que falar no seu momento". Un matiz que prolongaron desde fuentes de la dirección del PSdeG, que no solo expresaron su respaldo hacia Quiroga, sino que también insistieron en afear la actitud de la oposición interna.

Después de que el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, descalificase públicamente las críticas que Quiroga manifestó en un artículo recogido el martes por este diario, calificándolas de "desafortunadas" entre el apoyo de múltiples cargos socialistas —que incluso han sugerido apartar del cargo al secretario general—, Caballero aseguró este miércoles que se encuentra "con forzas, ilusión e ganas" y, en una visita a Monforte, prefirió responder la prensa ciñéndose a su "compromiso" con Galicia y en "dar resposta aos galegos". Sin embargo, de nuevo en lo que puede interpretarse como una subrepticia crítica a los movimientos internos, incidió en que "todos" en el partido "teñen que estar traballando" ahí donde tengan "responsabilidade".

De hecho, desde la dirección del PSdeG se dio continuidad al mensaje duro contra el sector crítico. Fuentes de la cúpula avalaron el escrito de Quiroga, quien habló de que "algúns xogan a xerar rumores e castelos no aire" y apuntó hacia "un retorno ao pasado con arrecendo a baronías rancias" que personificó en Formoso y Besteiro, dos de los nombres que, junto a Miñones, suenan como alternativas a Caballero; unas hipótesis reforzadas por la reciente visita del expresidente de la Diputación de Lugo a la sede federal de Ferraz o la designación del delegado del Gobierno como ponente en el congreso federal de octubre, previo a los cónclaves regionales.

Así pues, desde la dirección gallega refrendaron que las opiniones de Quiroga no se saltan las normas del partido y, más aún, en ellas "non hai mentiras nin descualificacións contra ninguén, só valoracións políticas". Pero, además, abundaron en que, en cambio, "hai outros comportamentos que están fóra das normas do partido como asesorar a Baltar" —en referencia a la contratación de José Manuel Lage Tuñas en 2013, con Besteiro al frente del PSdeG—, "non cumprir coas aportacións económicas dos cargos públicos á agrupación coruñesa" o "intentar zancadillear de forma permanente ao secretario xeral". Lo segundo alude al conflicto que estalló cuando la alcaldesa herculina, Inés Rey, afín a Formoso, destituyó a la concejala de empleo y secretaria local del PSOE, Eva Martínez, quien vinculó su relevo a que había reclamado a la regidora y al resto de ediles el pago de "cantidades adeudadas al partido". El caso generó enfrentamiento entre la dirección provincial y la gallega que tuvo réplicas posteriores como la denuncia ante los órganos federales del PSOE de un presunto "inflado fraudulento" de militantes en la agrupación de As Pontes, también encabezada por Formoso, descrito como "una estrategia para pervertir la voluntad de la militancia" en los congresos.

"A escalada de declaracións públicas por parte dalgúns —ben coñecidos— evidencia que hai quen está tentando desestabilizar ao PSdeG en vez de traballar lealmente", apostilla la dirección, donde ven "paradóxico" que "quen se queixa de que Quiroga faga públicas as súas análises" realice "peticións de dimisións, incluso con insultos".

La crisis trae ya cambios dentro de la ejecutiva
La crisis deja ya cambios en la ejecutiva del PSdeG tras la dimisión de Concepción García como secretaria de movimientos sociales. La sustituye la diputada Uxía Tizón.

Edila en Ourense, García presentó su renuncia con una carta en la que acusa de "pasividad" y "engaño" a una dirección que "no ha estado a la altura" de la ciudad por "intereses orgánicos". Y censura "hechos recientes que afectan a la imagen y credibilidad del partido".

Caballero elude la polémica interna a la vez que su dirección ataca...
Comentarios