Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Bomberos exigen que dimita el director general de Emergencias

Asociaciones y sindicatos de bomberos de Galicia pidieron hoy la dimisión del director general del servicio de Emergencias de la Xunta, Santiago Villanueva, por considerar "irresponsables" unas declaraciones sobre el dispositivo de rescate de las víctimas del descarrilamiento de tren ocurrido hace una año en Santiago de Compostela.

En un comunicado conjunto, la Coordinadora Unitaria de Bomberos Profesionales, la Plataforma de Bomberos Públicos de Galicia y el sindicato de Bomberos de CIG indican que los bomberos gallegos están "indignados" por las declaraciones publicadas el 29 de julio por Villanueva al diario ABC acerca del accidente en el que murieron 80 pasajeros de un tren Alvia el 24 de julio de 2013.

El máximo representante de Emergencias de la Xunta afirmó al periódico que "si alguien pretende tildar de desastroso" el dispositivo de rescate de las víctimas, "o no lo vio o realmente quiere engañar a la población y a la opinión pública", según indican los bomberos en la nota.

Además, denuncian que tras el accidente "no existió tal coordinación" como señala Villanueva, sino que "pequeños grupos de trabajo fueron surgiendo espontáneamente" y "el personal que iba llegando no tenía a quién dirigirse" porque "no había un puesto de mando".

Los bomberos también observan que los vecinos de la localidad de Angrois, próxima a la curva en la que descarriló el tren en las afueras de Santiago de Compostela, "permanecieron en las vías hasta muy avanzado el dispositivo, cuando deberían haber sido retirados de la zona".

El comunicado observa que "al contrario de lo que afirma Villanueva, el lugar del accidente fue perfecto para el rescate, la logística y los traslados", ya que se trata de "una gran explanada y una entrada y una salida", lo que favoreció las labores de traslado de víctimas a los hospitales. Sin embargo, los bomberos insisten en que "no existió un mando único que ejerciera la dirección del operativo, distribución de trabajos, establecimiento de prioridades y manejo de la logística".

El puesto de mando avanzado, encargado de la coordinación, "no llegó hasta dos horas después, no por cuestiones operativas sino por la mala gestión del grupo de apoyo logístico sin personal disponible, gestionado por una empresa privada", señala la nota.

Agrega que un "análisis" sobre la intervención ante esa tragedia permite concluir que los equipos actuaron "de manera improvisada y con un criterio poco definido, priorizando la activación de personal voluntario en detrimento de los profesionales". Así, subrayan que hay "graves deficiencias en el sistema de emergencias de Galicia, debido a que en la gestión privada de los mismos se pone más el acento en los beneficios de las empresas que en ofrecer un servicio de calidad a la ciudadanía".

Para los bomberos, el hecho de que el director general de Emergencias considere que "no modificaría prácticamente nada demuestra su incapacidad para el cargo", y "resulta especialmente grave al ser tan evidentes los numerosos errores que se sucedieron en el operativo".

Bomberos exigen que dimita el director general de Emergencias
Comentarios