miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

La avalancha de pacientes covid complica la obtención de la baja laboral a tiempo

Un test de antígenos. VICTORIA RODRÍGUEZ
Los positivos en un test de antígenos están teniendo problemas para comunicar su contagio a las autoridades sanitarias. VICTORIA RODRÍGUEZ
Los enfermos lo achacan a demoras para contactar con el CSC y que no genere cita con Atención Primaria
Pacientes con covid denuncian las dificultades actuales para conseguir que se les emita la baja laboral a tiempo; es decir, en los tres primeros días desde que inician el aislamiento. El protocolo establece que, aquellos que obtengan un positivo en un test de antígenos realizado en domicilio, deben comunicar ellos mismos a la central de seguimiento de contactos (CSC) su positivo y, al hacerlo, automáticamente esa central genera una cita telefónica con su médico de Primaria, o con uno de los médicos jubilados de refuerzo, que será quien expida la baja.

Sin embargo, muchos aseguran que en el CSC les dicen que tienen que ser ellos mismos los que contacten con su médico para pedirla. Cuando lo hacen, el facultativo es informado por primera vez y por el propio paciente de que es positivo. Otros pacientes explican que cuando informan de su caso al CSC les dicen que les llamará su médico en 48 horas pero, pasado el plazo, nadie llama.

En uno y otro caso, aseguran que tardaron mucho en contactar con el teléfono 881 54 00 45, primero, y con el de su centro de salud, después, de forma que la suma de ambas esperas a veces supera o está a punto de superar los tres días que un trabajador tiene como plazo para presentar la baja.

Sanidade recordó este viernes que, ante el aluvión de llamadas que registra la CSC, se ha habilitado un apartado en la web del Sergas para que los pacientes comuniquen sus positivos.

En realidad, lleva funcionando varios días y algunos usuarios explican que tampoco esa vía les ha resultado eficaz. Tras registrar su caso y esperar la llamada del médico durante días, esta no se produjo. Tuvieron entonces que llamar insistentemente al CSC hasta recibir respuesta, donde se les dijo que debían llamar al médico de cabecera para solicitar la baja.

"Si funcionara bien sería una buena idea, pero si se hace al paciente llamar a un número en el que no se genera una cita con su médico, sino que se le dice que llame él, y en el que no se hace la declaración del caso sería mejor prescindir de ese paso. Así el paciente contactaría directamente con su médico que es quien hace la declaración de caso y emite el parte de baja", explica el médico de Illas Canarias y portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, Lorenzo Armenteros.

La situación actual en Primaria está desbordada y la emisión de bajas es una de las principales tareas de los facultativos. Nunca tanta porción de la jornada laboral se había dedicado a hacer partes y hay día en los que un solo médico hace más de 30.

Sanidade decidió la semana pasada, al igual que el resto de comunidades, cambiar el protocolo ante la virtual imposibilidad de hacer seguimiento y rastreo de todos los casos de ómicron que se estaban generando. Por eso empezó a considerar la autodeclaración de un caso tras la realización de un test de antígenos en el domicilio como un positivo confirmado, sin necesidad de prueba a mayores y sin necesidad de supervisión por un sanitario. Hasta ese momento, había optado por hacerlo solo en aquellas pruebas que se hacían en servicios de urgencias, centros de salud, PACs o cribados; es decir, cuando tomaba la muestra y registraba el caso un profesional.

También se ha prescindido de hacer seguimiento a los casos asintomáticos o aquellos con síntomas leves y de hacer rastreo de contactos, estableciendo aislamiento solo a aquellos contactos estrechos que no estén vacunados o no tengan la pauta completa.

La avalancha de pacientes covid complica la obtención de la baja...
Comentarios