miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

La autopsia confirma que el niño asesinado por su tío en Santiago falleció por asfixia

Uno de los negocios de la familia del niño fallecido en Santiago. LUIS POLO
Uno de los negocios de la familia del niño fallecido en Santiago. LUIS POLO
El supuesto homicida, que sufrió un brote psicótico, "taponó la nariz y la boca" del menor con sus manos o un objeto, pero no lo estranguló

La autopsia preliminar ratifica que el pequeño Marcos murió por "asfixia" a manos de su tío, si bien aclara que el óbito sobrevino por "taponamiento de los orificios de la nariz y la boca" y no por estrangulamiento, como se había barajado en los compases iniciales de la investigación en base a un testimonio de la familia que dijo haber visto a Santiago Cepeda —que al parecer actuó en el marco de un brote psicótico— con las manos en el cuello del menor. Ahora queda por esclarecer si el presunto homicida perpetró la acción con sus manos o valiéndose de algún objeto.

Esta información fue remitida este miércoles por el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) a la titular del juzgado de instrucción número 1 de Santiago, Ana López Suevos, conocida en Lugo por firmar uno de los autos más duros contra Pilar de Lara. Con el resultado de la necropsia en sus manos, la jueza espera ahora por otra diligencia que será fundamental para el esclarecimiento del caso: la declaración del presunto autor de los hechos, Santiago Cepeda, que en las últimas horas fue trasladado del hospital Clínico al de Conxo, también en la capital gallega y especializado en dolencias mentales.

Igualmante, al pie de su cama hay en todo momento dos agentes de la Policía Nacional que lo custodian debido a su calidad de detenido. En cuanto los médicos diriman que su estado mental es apto para responder a la magistrada, lo acompañarán a los juzgados, confirmó el delegado gubernamental Javier Losada.

PADRE Y TÍO NO SE VERÁN. Con el traslado hospitalario del arrestado ya no hay posibilidades de que coincida con el padre del pequeño de tres años, también llamado Marcos y que trabaja en el servicio de radiología del Clínico, aunque de momento se encuentra cumpliendo los siete días de baja laboral que acarrea la pérdida de un hijo.

A medida que pasan los días van trascendiendo más detalles sobre el caso, y uno de ellos apunta precisamente al progenitor como la primera persona que vio al niño sin vida además del homicida. Según voces de la investigación, el padre llegó al domicilio donde ocurrieron los hechos, situada en el casco histórico, para llevarse a Marcos y a sus otras dos hijas. Al no localizar al primero, buscó por la casa y en un cuarto de baño lo encontró, ya sin vida y en compañía de Santiago Cepeda.

Según apuntan las mismas fuentes, su reacción se centró en intentar reanimar a su hijo, sin éxito, y en dar aviso a la madre y a los servicios de emergencias. La vivienda es propiedad del abuelo del pequeño y padre del homicida, José Luis Cepeda, muy conocido en Santiago por regentar un histórico ultramarinos en la plaza de Cervantes que este martes seguía cerrado y acumulando en su escaparate flores que los particulares depositan en señal de duelo.

La autopsia confirma que el niño asesinado por su tío en Santiago...