lunes. 27.09.2021 |
El tiempo
lunes. 27.09.2021
El tiempo

Ordenan realizar nuevos análisis de los restos hallados junto al cuerpo de Déborah 

Déborah Fernández Cervera. EP
Déborah Fernández Cervera. EP
La Audiencia de Pontevedra ha estimado el recurso de la familia, con el que esperan encontrar nuevas pruebas de ADN

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha estimado un recurso interpuesto por los letrados de la familia de la viguesa Déborah Fernández-Cervera, que apareció en 2002 en una cuneta de O Rosal (Pontevedra) unos días después de su desaparición, para que se proceda a la realización de nuevos análisis de los restos hallados junto al cuerpo.

En un auto, el tribunal ha estimado un recurso de apelación contra la resolución en la que el Juzgado de Instrucción número 2 de Tui rechazó ordenar volver a analizar determinadas piezas de convicción que habían sido estudiadas en 2002 para buscar ADN u otros restos en elementos encontrados junto al cuerpo.

De este modo, la Audiencia de Pontevedra señala que ante la disponibilidad de tecnologías actuales "el análisis de estas muestras podría arrojar nuevos resultados", por lo que ha concluido que procede acordar su realización.

Por su parte, la familia ha tachado de "inaudito" que el Ministerio Fiscal "se oponga de modo reiterado a cuantas pruebas se proponen por sus letrados" y que no solicite "práctica de prueba alguna". 

También ha subrayado que este auto "mantiene la línea" de anteriores resoluciones de la misma sección de la Audiencia Provincial, que "ha enmendado la postura de la Fiscalía y la juez" y ha afirmado que "deben de agotarse las posibilidades de investigación".

Además, los letrados de la familia han remitido un escrito al nuevo comisario de Vigo para pedir que se abra una investigación sobre la actuación del inspector que llevó a cabo las primeras indagaciones y ante la falta de respuesta al respecto que han avanzado "acciones judiciales". 

Asimismo, el pasado martes, uno de los letrados presentó un escrito para solicitar la práctica de nuevas pruebas. Adicionalmente, la familia ha criticado que la juez instructora "no considere necesario en este momento" tomar declaración al autor del informe médico forense que descarta la muerte súbita.

DESAPARICIÓN. Déborah Fernández-Cervera desapareció en 2002, cuando tenía 21 años de edad, después de salir a correr por la zona viguesa de Samil. Una semana después, su cuerpo fue encontrado desnudo en una cuneta en el municipio de O Rosal, a unos 40 kilómetros de distancia.

Aunque el caso se cerró, en noviembre de 2019 el Juzgado de Instrucción 2 de Tui acordó su reapertura para proceder a la práctica de nuevas actuaciones. Desde entonces, más de una decena de personas, entre ellas una que estuvo a cargo de la investigación en un primer momento, han prestado declaración. El cuerpo de la viguesa también fue exhumado en mayo tras la autorización del juzgado para que los peritos forenses lo analizasen en busca de indicios que arrojasen luz sobre su muerte. 

Ordenan realizar nuevos análisis de los restos hallados junto al...
Comentarios