Lunes. 18.06.2018 |
El tiempo
Lunes. 18.06.2018
El tiempo

Anicet Lavodrama: "Soy un hombre de equipo, en básket y política"

Anicet Lavodrama (República Centroafricana, 1963)
Anicet Lavodrama (República Centroafricana, 1963)

Una de las leyendas de la ACB regresa al parqué, pero esta vez al político, con un partido en el que plasma su amor por Ferrol

¿Cómo se convierte alguien nacido a 5.000 kilómetros de Ferrol en una de las personas más queridas en la ciudad?
Llegué en el año 85 y desde entonces es mi casa. Me he casado en Ferrol, mis dos hijos son ferrolanos y mis mejores amigos también. Es una ciudad pequeña pero muy entrañable. Después de 33 años viviendo allí me considero un ferrolano más.

Por desgracia la ciudad pierde cada vez más población, industria y servicios. Y la situación no tiene visos de revertirse...
A los pocos meses de llegar yo España entró en la Unión Europea. Había mucha ilusión, entrábamos en una nueva era. Pero eso suponía también una transformación que tocó a Ferrol en forma de reconversión industrial y naval. El problema fue que nuestros líderes políticos no se habían anticipado a esos cambios y acabaron repercutiendo negativamente en los ciudadanos. También es verdad que mucha gente en Ferrol se aferra a esa historia y sigue centrada solo en el naval y la Marina. Hay que adaptarse y coger el tren de la teconología. Otras ciudades lo han hecho muy bien, como Pontevedra. Se ha transformado para buscar otros atractivos. Es una localidad pequeña pero ofrece muchas cosas y es muy agradable. Ferrol debería tomar ejemplo.

¿Para impulsar este cambio ha fundado Sentimiento Ferrolano?
Ferrol tiene mucho potencial y está muy bien comunicado, con salida por mar a América y el resto de Europa. Dejemos de lamentarnos y vamos a avanzar. Eso es lo que queremos los compañeros de Sentimiento Ferrolano y yo.

¿Tiene previsto presentarse a las municipales de dentro de un año?
Estamos barajándolo. No queremos ir rápido. Sabemos que en estos tiempos la política causa recelo y no queremos que la gente piense que somos un partido más para chupar del bote. Ahora estamos presentando nuestra propuesta para medir qué acogida tiene. En 5 ó 6 meses lo confirmaré.

Un club deportivo es un referente común para toda una ciudad: une a todos al margen de colores, de orígenes o de ideologías

En caso afirmativo. ¿Iría usted como candidato?
Aún no lo hemos pensado. Lo decidiremos todos los compañeros. Puede que yo sea la cara visible, pero en básket he sido un hombre de equipo y la política la quiero practicar también en equipo.

¿Había estado antes en política?
Sí. He ido en listas en Simancas, en Valladolid, por el PP. Después en Ferrol fui dos veces, en 2007 y 2011, en las listas del partido independiente de Juan Fernández [exconselleiro de Industria por el PP y expresidente del Clesa Ferrol en los años en los que jugó Lavodrama].

Hablemos de baloncesto. ¿Cómo recuerda su etapa en el Clesa Ferrol?
Inolvidable. Algo que me ha marcado y enriquecido como persona. Es impresionante la respuesta de toda una ciudad a un equipo. No solo en los partidos, sino que en cada entrenamiento venía gente a animarnos con muchísima pasión. Sobre todo los veíamos disfrutar. A día de hoy gente de todos los rincones de España recuerda ese equipo. Mientras jugué en el Clesa tuve ofertas de otros equipos pero nunca me quise ir. Ferrol tenía y tiene ese algo especial que me retuvo y me hizo echar raíces.

Era un periodo convulso en Ferrol. Los despidos y las huelgas estaban a la orden del día... ¿El Clesa Ferrol fue una válvula de escape?
Toda ciudad necesita de un referente común. Aunque cada uno tenga sus orígenes, sus colores y tendencia política siempre hay algo que une a toda una ciudad. En ese Ferrol donde había 500 despidos al mes y mirar al futuro era terrible, de alguna manera nosotros conseguíamos unir e ilusionar a la ciudad. Nietos, padres y abuelos estaban en A Malata, veías a familias enteras.

Ya que hablamos de familias, usted formaba una muy bien avenida con jugadores como Manuel Aller, Ricardo Aldrey y Miguel Ángel Loureiro o Alberto Abalde. ¿Era real esa sensación de hermandad?
Fíjate si éramos familia que hasta Miguel Piñeiro, uno de los entrenadores, es el padrino de mi hijo [ríe]. Teníamos mucha unión y una forma de ver la vida similar. Hasta hoy en día nos vemos cuando podemos, además de estar en grupos de whatsapp y hablar regularmente. Fue tan especial lo que vivimos en aquel entonces que nos sigue uniendo. La ría de Ferrol tiene algo especial, sin duda.

Los chicos y chicas cuando terminan su etapa junior no tienen una liga universitaria para combinar estudio y deporte

Y tras casi diez años allí, el Clesa Ferrol desaparece...
Es un golpe. Uno de los días más tristes de mi vida. No te lo crees porque siempre piensas que hay una solución. Nuestra directiva tenía capacidades, pero el deporte profesional es caro y tiene que sostenerse con un tejido económico solvente. En Ferrol ya no había y llegó un día que la ciudad ya no pudo sostener el club.

¿Cree que se podría ‘resucitar’ el Clesa Ferrol?
Bueno, se está intentando hacer con el Uni Ferrol [fundado tras la desaparición del Clesa], pero falta compromiso y motivación de las empresas de la comarca para apoyarlo económicamente.

¿Se sigue colgando del aro?
No, ahora mismo mis deportes favoritos son ping pong y squash. De vez en cuando participo en campus de baloncesto e intento anotar algún punto [ríe]. Y alguna vez la Federación Gallega nos llama para hacer algún homenaje. Hacemos una pretemporada de 8 meses para jugar uno o dos partidos.

¿Cómo ve la cantera en Galicia?
Hay una cantera magnífica pero en España hay un fallo: que los chicos y chicas cuando terminan su etapa junior no tienen una liga universitaria para combinar estudio y deporte. Y eso que en España hay más de 75 universidades. Debería de crearse una.

Anicet Lavodrama: "Soy un hombre de equipo, en básket y política"