martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Ana Pontón: del rescate del BNG al 'sorpasso' al PSdeG

Ana Pontón, en Ferrol. EFE
Ana Pontón, en Ferrol. EFE
Militante de la formación nacionalista de toda la vida -empezó su andadura en Galiza Nova con 16 años-, asumió el liderazgo del partido en sus horas más bajas

El de Ana Pontón ha sido el rostro de la gran sorpresa de las elecciones gallegas: asumió hace cuatro años el liderazgo de un BNG al borde del abismo al que salvó obteniendo seis escaños y siendo cuarta fuerza para este domingo triplicar ese resultado y dar holgadamente un sorpasso al PSdeG y liderar la oposición.

Ana Pontón (Sarria, 1977) era la única candidata que repetía con respecto a las pasadas elecciones a excepción del presidente de la Xunta y candidato del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, y tras haber sido la gran responsable de salvar al Bloque hace cuatro años, su figura ha sido fundamental para este resurgir del nacionalismo gallego.

Militante del BNG de toda la vida -empezó su andadura en Galiza Nova con 16 años-, Pontón asumió el liderazgo de la formación nacionalista en sus horas más bajas, cuando la Alternativa Galega de Esquerda (AGE) de su histórico dirigente Xosé Manuel Beiras primero y En Marea después le arrebataron su tradicional espacio dentro de la izquierda.

Esta estudiante de Ciencias Políticas e integrante de la Unión do Povo Galego (UPG) -fuerza mayoritaria dentro de la formación nacionalista- tomó el testigo de Xavier Vence, quien tuvo que pilotar la travesía en el desierto del BNG y las tensiones internas tras la etapa de Anxo Quintana y el Gobierno bipartito.

La receta desde que dirige el BNG ha sido la de renovar rostros y discurso para ofrecer una versión más moderna y transversal del nacionalismo gallego

Así, en febrero de 2016, Pontón fue elegida portavoz nacional del BNG y, siete meses después, ya como candidata, logró “derrotar a las encuestas”, como celebró en la noche electoral, al obtener seis escaños tras un acelerón en el final -particularmente de la campaña electoral, que había arrancado con la posibilidad que no se obtuviese un grupo parlamentario propio.

La receta desde que dirige el BNG ha sido la de renovar rostros y discurso para ofrecer una versión más moderna y transversal del nacionalismo gallego, apelando a una base más amplia de votantes.

De la mano de esta estrategia, la formación frentista ha logrado recuperar la representación en el Congreso de los Diputados, con un parlamentario -Néstor Rego- que logró economizar su escaño firmando un acuerdo de investidura con el PSOE.

Durante la legislatura, los cambios de liderazgo en el PSdeG y las disputas internas en el seno de la izquierda rupturista han ido permitiendo al BNG recuperar terreno, de tal modo que la más pesimista de las previsiones para este domingo apuntaba a que doblaría su representación, una previsión que se ha quedado pequeña.

Su estrategia pasó por instar a una “movilización masiva” para lograr un cambio, impidiendo la cuarta mayoría absoluta de Núñez Feijóo

El peso específico de la candidata en la campaña electoral -la segunda más valorada después de Núñez Feijóo- está siendo muy importante: su primera jornada arrancó acompañada de sus padres en su Chorente natal, una aldea “en la que veía pasar el tren, pero donde nunca paraba”, una metáfora que ha trasladado al conjunto de Galicia.

Pontón afrontaba las elecciones previstas para el 5 de abril tras haber sido madre -de una niña, Icía- en enero, escasos días después de haber sido proclamada candidata de nuevo; la pandemia, sin embargo, cambió por completo el calendario y obligó a reformular la campaña.

En esta ocasión, su estrategia pasó por instar a una “movilización masiva” para lograr un cambio, impidiendo la cuarta mayoría absoluta de Núñez Feijóo.

Por si este reto fuera poco y tras haber rescatado al BNG en sus horas más bajas, apelaba a “hacer historia” situando a una “mujer nacionalista y feminista” al frente de la Xunta por primera vez, una meta que, por ahora, tendrá que esperar. 

Ana Pontón: del rescate del BNG al 'sorpasso' al PSdeG
Comentarios