miércoles. 29.09.2021 |
El tiempo
miércoles. 29.09.2021
El tiempo

Los alumnos con covid o cuarentenados deberán esperar un año para hacer la selectividad

Prueba de selectividad en la facultad de Ade en Lugo, el pasado mes de junio. XESÚS PONTE / ARCHIVO
Prueba de selectividad en la facultad de Ade en Lugo, el pasado mes de junio. XESÚS PONTE
El presidente de la Comisión Interuniversitaria de Galicia dice que "no hay margen" más allá de la convocatoria extraordinaria de esta semana ►Laura Rey, una viguesa de 18 años, cuenta su caso: "Me dicen que lo sienten mucho, pero que no pueden hacer nada"
Aquellos alumnos que no se hayan podido presentar a la convocatoria extraordinaria de julio de Avaliación de Bacharelato de Acceso á Universidade (Abau), antiguamente conocida como selectividad, por haber dado positivo en covid-19 o por tener que guardar cuarentena obligatoria deberán esperar al próximo curso.

Y es que el protocolo sanitario de la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CiUG) solamente contempla, en su apartado 6, la posibilidad de que un aspirante que no pueda hacer los exámenes en junio por tener que estar aislado –bien por haberse contagiado, bien por ser contacto estrecho de un positivo– los realice en la convocatoria de julio, desarrollada entre este martes y el jueves, como si se tratase de la ordinaria.

¿Y para quienes no puedan presentarse en julio por esta misma situación? El presidente de la CiUG, Pedro Armas, explica a Europa Press que ya no es posible porque "no hay margen" para atrasar las pruebas, debido a los plazos marcados para realizar la preinscripción y la matrícula en las universidades.

"No hay margen para atrasar exámenes y atender a cada caso particular. Lamentándolo mucho, es una cuestión de procedimientos y de plazos", insiste Armas, quien además recalca que es un extremo que "ya estaba recogido" en el protocolo.

La imposibilidad de que estos jóvenes puedan presentarse a la Abau en julio ha llevado a Nuria Rodríguez, una madre de Vigo, a denunciar una situación que no deja de "sorprenderle". En un correo remitido este martes a los medios de comunicación, cuenta cómo una amiga de su hija no se presentó a la convocatoria extraordinaria porque dio positivo en covid.

"No se trata de tener exámenes durante todo el verano, pero estoy segura que alguna solución podrían tener y si no la encuentran por lo menos dejemos de llamar irresponsables a los jóvenes cuando están haciendo pruebas con ellos abriendo discotecas para conocer el impacto de los contagios", critica Nuria, en su correo.

De hecho, esta madre alerta de que estas normas están "incitando a delinquir" a muchos chicos, que buscarán "ocultar" a los rastreadores los síntomas o los contactos estrechos e, incluso, "saltarse la cuarentena" ante la eventualidad de que se queden sin entrar en la universidad.

EL CASO DE LAURA REY. La amiga de su hija se llama Laura Rey, una joven de 18 años, también de Vigo, que no se pudo presentar a la convocatoria de julio porque dio positivo en covid-19 y la normativa sanitaria le prescribe aislamiento hasta este jueves, día 15, precisamente la última jornada de las pruebas de selectividad.

Laura ya realizó la Abau en junio y obtuvo un 10,4 de calificación, pero se quedó tres décimas por debajo de la nota de corte del doble grado de Publicidad y Ade en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid. Así, decidió ir a la convocatoria de julio para poder subir la puntuación de la parte optativa, algo que al final no podrá realizar.

Aunque ella sí puede acceder a la universidad este año –"tuve la suerte de que no me pilló el covid en la convocatoria ordinaria", dice–, es consciente de que la gente que no tenga la posibilidad de presentarse en julio por esta circunstancia "pierde un año de su vida": "Tiene que buscarse cualquier otro plan aparte de la universidad".

Laura Rey relata a Europa Press cómo intentó buscar una solución a su problema. Pidió a su médica de cabecera un informe para poder dirigirse a la CiUG: "Llamé a todos los números y me decían que qué pena, que lo sentían mucho, pero que no podían hacer nada".

El presidente de la CiUG le respondió por correo electrónico y, citando el apartado 6 del protocolo sanitario, le especificó que los exámenes de julio "no pueden ser atrasados ni realizados de modo que no garanticen las mismas condiciones de presencialidad, uniformidad, simultaneidad y anonimato para todo el alumnado", por lo que la solución que le dio fue que solicitase la devolución de las tasas que había pagado para presentarse.

"Soluciones, pocas", resuelve Laura Rey, quien además lamenta que ahora podría quedarse sin entrar en Publicidad y Ade "por unas décimas". "E igual ni siquiera entro para el año que viene", señala a continuación, ya que los modelos de examen tanto de este como del anterior curso fueron diferentes a lo habitual.

Los alumnos con covid o cuarentenados deberán esperar un año para...
Comentarios