Entrevista... Alfonso Rueda

"Aumentar una consellería más o a lo mejor alguna dirección xeral es algo que no descarto en absoluto"

Respiró aliviado el 18-F al verse legitimado por las urnas, una victoria que dice que siempre tuvo clara pese a generarse "un clima artificial de vuelco" en la recta final de la campaña. Ahora está centrado en diseñar un equipo y un organigrama sobre el que no da pistas: "Aún es pronto"
photo_camera PEPE FERRÍN (AGN)

Ya pasaron dos semanas desde las elecciones. ¿Qué cambió el 18-F en la vida de Alfonso Rueda?
Salvo soltar un poco esa tensión de campaña, no cambió nada. Sí que fueron dos semanas de celebración y agradecimiento a muchísima gente que estuvo con el partido y que trabajó duro. Ahora bajamos un poco ese ritmo intenso de campaña, pero no de trabajo.

¿Cómo es ser un barón del PP?
¡Eso lo dijo Feijóo! Yo siempre admití que no es lo mismo ser presidente por las circunstancias que yo lo fui que serlo pasando por las urnas, y por lo tanto me siento más reforzado a nivel moral.

Le llovieron felicitaciones en este tiempo. ¿Echa de menos alguna?
Recibí la felicitación de Pontón y de Besteiro la noche electoral, y muchísimas de la gente de mi partido, pero después de otras fuerzas debo admitir que no, incluso con gente con la que tengo trato institucional. En todo caso, yo seguiré trabajando con normalidad.

Alfonso Rueda (Pontevedra, 1968). PEPE FERRÍN
PEPE FERRÍN

¿En algún momento dudó de una mayoría absoluta?
En mucha gente del PP sí había miedo a perder. Es que se creó un ambiente, sobre todo la última semana, de que corría peligro la mayoría absoluta. Pero yo tenía claro que, si trabajábamos como estábamos trabajando, íbamos a tener un gran resultado. No sé si llegar hasta 40, pero tenía mucha confianza en la mayoría absoluta y, de hecho, tuve reuniones con alcaldes y presidentes locales para transmitirles precisamente eso, porque tenía la sensación de que se estaba creando un clima un poco artificial de que iba a haber un vuelco.

¿Por qué arrasa el PPdeG?
No arrasa. Lo que tenemos es la confianza de mucha gente, porque reconoce en nosotros, después ya de tantas elecciones, que somos un partido confiable y que lo que decimos lo hacemos y que lo que proponemos en campaña después se materializa durante cuatro años. Por tanto, creo que ha quedado demostrado que es verdad que somos el partido que más se parece a los gallegos a los que pedimos el voto.

Resultado
"Veo una reordenación de la izquierda pero al PP nos apoyaron igual: voto más o menos galleguista, joven, mayor, urbano..."

¿Le preocupa el crecimiento electoral del BNG?
Si uno ve los trasvases, entre lo que perdieron Sumar y el PSOE se explica en gran parte ese ascenso del BNG. Así que yo lo que veo es una reordenación de la izquierda, donde unos partidos están más potentes que otros. Me preocuparía si el PPdeG no mantuviese esa estabilidad de voto tan grande que tiene y que yo aspiro a mejorar. Lo que me hubiese preocupado es que si nosotros no tuviésemos mayoría, la opción de la izquierda estaría presidida por un partido como el BNG, y eso no sería bueno para Galicia. Pero no ocurrió.

Ana Pontón sostiene que el nacionalismo entró en el electorado del PPdeG, posiblemente en el más galleguista. ¿Ha descuidado su partido a ese sector interno que Fraga logró seducir en su día?
No, porque sino no se explicaría que estemos prácticamente en el mismo porcentaje de voto que en el año 2020: casi uno de cada dos gallegos. Por lo tanto, nos votó gente con sensibilidad galleguista, gente que no la tiene, gente del rural y de entornos urbanos, de más edad y de menos... Yo escucho esas explicaciones del BNG sobre su crecimiento y veo que ellos están felicísimos de estar cuatro años más en la oposición, contentos con perder.

Alfonso Rueda (Pontevedra, 1968). PEPE FERRÍN
PEPE FERRÍN

¿Esperaba un hundimiento tan grande del socialismo gallego?
Bueno, se veía venir, sobre todo en la última semana de campaña, y creo que responde a dos factores. Primero, a lo que es el PSdeG en los últimos años: una sucursal absoluta de Ferraz que dice a todo amén, incluso cuando vemos decisiones del Gobierno central que no tienen pase pero que el PSdeG siempre intenta bendecir, y todo eso castiga. Y en segundo lugar, creo que ese hundimiento rotundo se debe a que bajaron los brazos durante la campaña, especialmente la última semana, y decidieron que con tal de que el PPdeG no llegase a la mayoría absoluta, valía la pena traspasar al BNG gran parte de sus votos. Creíamos que su suelo eran 14 diputados y se ve que no. ¡Veremos si son 9!

¿Qué oposición espera?
¡Viendo el mal perder que tienen...! Porque la candidata del BNG decía el día después de las elecciones que nos iba a llevar a la Fiscalía... Yo siempre digo que hay que saber ganar, que es muy bonito, pero también saber perder. Y viendo sus reacciones postelectorales, donde no se reconoce ningún mérito al ganador ni se asume que la gente confió en nosotros, pues espero lo mismo que estos años: una oposición muy poco constructiva. De decir a todo que no. Yo voy a intentar que construyamos cosas entre todos, a ver si somos capaces.

Personal
"No es lo mismo ser presidente por las circunstancias que yo lo fui que por las urnas: a nivel moral me siento reforzado"

Tras el 18-F el PPdeG tiene por primera vez con quien pactar en el Parlamento, DO. ¿Empiezan a ver a Jácome como potencial aliado?
Vuelvo a la pregunta anterior: yo, sinceramente, a todos los partidos de la oposición los veo como potenciales aliados en cuestiones fundamentales. Tenemos 40 diputados, dos más de los necesarios para gobernar sin aliados, pero para mí, en las grandes cuestiones, todos lo serán, no Jácome más que los demás. Él no cumplió su objetivo de ser decisivo y veremos ahora qué papel quiere jugar: si quiere aportar en positivo para Ourense, que cuente conmigo; si quiere ser un elemento pintoresco que llame la atención y poco más, pues se pasará cuatro años así.

Pide tiempo para meditar su próximo Gobierno, pero a estas alturas ya tendrá casi todo claro, ¿o le quedan todavía dudas?
No, no... Es que non son dudas, son planteamientos. Tengo un buen Gobierno al que la gente ratificó en las urnas, lo que no quiere decir que la propia evolución suponga a veces caras nuevas, cambios... Y a eso le estoy dando vueltas. Estoy escuchando también mucho y en las reuniones provinciales pedí aportaciones y sugerencias, de las que algunas coinciden con mis ideas y otras no. Estoy en ese periodo de ponerlo todo encima de la mesa y decidir. La responsabilidad final es mía y es difícil, pero todos mis conselleiros son diputados, van a recoger la credencial y veremos el nuevo Gobierno.

En todo caso, apuntó a una continuidad cuando dijo que no habría grandes rupturas.
No, claro. Si hemos sacado 40 diputados con la labor de un Gobierno donde todos iban en las listas, sería absurdo hacer un cambio radical, como si lo de antes no valiese para nada. Si hay cambios serán muy meditados, no voy a cambiar por cambiar.

Alfonso Rueda (Pontevedra, 1968). PEPE FERRÍN
PEPE FERRÍN

¿Algún compañero le pidió salir, por cansancio, por fin de etapa...?
No. Ninguno me lo dijo, pero no quiere decir que no me lo planteen porque todavía hay tiempo para eso, ya que debe constituirse el Parlamento y está la Semana Santa de por medio. Yo lo que les pedí a todos estos día es que, con el lógico descanso tras la campaña, trabajen al ritmo de siempre. Estamos en funciones, pero hay mucho que hacer.

Lugo volvió a ser el gran granero de votos del PPdeG. ¿Tendrá su reflejo en las consellerías?
Una de las cosas que decían de Feijóo es que había acabado con las cuotas territoriales y yo creo que eso es bueno. Lugo ha sido muy generoso siempre con el esfuerzo, ahí están los resultados, y a mí nunca me han pedido cuotas.

Hay nombres que suenan para las consellerías, como el de Elena Candia, Paula Prado o el alcalde de A Estrada, José López.
Es pronto para todo eso.

Organigrama
"Una de las cosas que decían de Feijóo es que acabó con las cuotas territoriales y yo creo que eso es algo positivo"

Habló de servicios sociales y economía como grandes prioridades de la legislatura. ¿Se traduciría en el organigrama de la Xunta en forma de vicepresidencias?
Más que en el organigrama, hay que acertar en las personas, las estructuras y los procedimientos administrativos. Visité esta semana una empresa en Vilalba y su responsable me dijo que eligió Galicia porque ve un entorno amigable y por la estabilidad y la rapidez con la que se tramitan aquí las cosas. Eso demuestra que lo relevante es abrir los brazos a esas nuevas inversiones, que las habrá en estos próximos años porque detectamos ese interés.

La Xunta no es un Ejecutivo con demasiadas consellerías. ¿Contempla ampliarlas para este mandato?
Bueno, vamos a verlo. Lo que no voy a hacer es tener 22 ministerios como Pedro Sánchez. Es cierto que tenemos un modelo reducido pero nos moveremos en ese entorno. No descarto absolutamente aumentar una consellería más o a lo mejor alguna dirección general más y suprimir otras. Eso es precisamente a lo que le doy vueltas.

¿Tiene la demografía entidad suficiente para ser consellería?
A mí más que darle entidad a algo con una consellería, lo que me interesa es que las políticas que estimulan el crecimiento demográfico estén bien dirigidas. Que la demografía tenga una consellería es una posibilidad, pero no lo tengo claro. Lo que sí que tengo claro es que las políticas para potenciarla sí serán prioritarias.

Oposición
"Viendo sus reacciones tras el 18-F, espero un BNG y un PSdeG poco constructivos. Pese a todo, intentará llegar a acuerdos"

Se cumplen 15 años del triunfo de Feijóo en 2009 en el que usted tuvo mucho que ver. ¿Fue más duro aquel o el actual del 18-F?
Fueron distintas, pero ninguna fue fácil. En 2009 veníamos de la oposición y había que convencer a mucha gente de que un Gobierno que solo llevaba cuatro años no servía y había que cambiarlo. Y ahora se trataba de convencer de la validez de todo el trabajo de 15 años y de que yo era la persona idónea para seguir encabezando el proyecto. Por tanto, esta vez a mí me aportaba una carga personal a mayores. En 2009 poca gente creía en una mayoría absoluta y ahora en 2024 no sé cuánta gente creía o no, pero yo desde luego creía.

Usted es devoto del Xacobeo y ahora podrá diseñar a su antojo el de 2027. ¿Lo tiene más claro que el diseño de la Xunta?
Lo que tengo claro es que el Xacobeo es crecimiento y es marca Galicia. Tenemos tiempo para prepararlo bien, para seguir con el enorme éxito turístico de estos años y que no se nos vaya de las manos. Quero que el Xacobeo siga ilusionando a toda Galicia.

"No puedo callarme si el Gobierno central sigue perjudicando a Galicia"

Alfonso Rueda (Pontevedra, 1968). PEPE FERRÍN
PEPE FERRÍN

Tiene adquiridos 872 compromisos electorales para cumplir en cuatro años. ¿Cuál irá al primer Consello tras su investidura?
Nosotros ya estamos trabajando. Aquí no creemos lo que vemos en el Gobierno de España, que lleva meses parado, ni se plantea presupuestos, a veces es imposible hablar con los ministros... En funciones se puede hacer mucho y estamos trabajando para tomar decisiones ya en ese primer Consello, como por ejemplo la matrícula gratuita para la universidad, para que pueda entrar en vigor en septiembre. También en licitaciones de vivenda pública y a ver si nos da tiempo también a abordar las dos autovías autonómicas.

Pretende reunirse lo más rápido posible con Pedro Sánchez. ¿Habrá más feeling de la Xunta con la Moncloa en esta legislatura?
Yo espero que sí. Está claro que la Moncloa lleva tiempo con un interés evidente de perjudicar a Galicia pensando que con eso manda un mensaje a Feijóo. Se vio en las generales y en estas autonómicas esa apuesta fue clarísima para que hubiese un cambio de Gobierno en Galicia. No lo han conseguido y les ha quedado claro lo que opinaban los gallegos de nosotros y de ellos, así que ahora espero que cambien cosas. Hay muchas más ventajas en llegar a acuerdos que en el enfrentamiento y yo lo voy a intentar. Pero claro, lo que no puedo es quedarme callado si seguimos con la actitud que mantuvieron con Galicia hasta ahora. ¡En estos dos últimos años Galicia no ha tenido ni una sola buena noticia de la Moncloa! El Gobierno tendrá en la Xunta un leal colaborador y como dije en la noche electoral, ni vamos a admitir chantajes ni vamos a plantearlos. Y eso, visto cómo está el panorama en otros sitios, es algo que Sánchez debería tener en cuenta. Si quiere colaborar en serio con Galicia y que recuperemos el tiempo perdido y cosas que nos negaron, seré el primero en reconocerlo.

Se le ve muy beligerante con las infraestructuras gallegas. ¿Será la legislatura donde se corrijan por fin déficits históricos de Galicia?
Para mí es uno de los asuntos fundamentales y así lo voy a reivindicar. No sabemos nada ni nos cuentan nada sobre el corredor ferroviario pese a tener un comisionado hace un año, ni de autopistas, ni de los trenes Avril, más allá de conocer un nuevo retraso después de haberlo negado el Gobierno y con la performance que montaron en campaña con la llegada de los Reyes. Por lo tanto, lo que me doy cuenta es que si nosotros no insistimos con esto, nos dejan absolutamente de lado. Si algo tan inminente y prometido como los trenes Avril no lo cumplen... ¡qué será de infraestructuras que requieren de mucho más esfuerzo y planificación!

Altri
"Sería incomprensible perder esta oportunidad por no mover un dinero que lleva tres años guardado en un cajón del ministerio"

¿Es optimista con Altri?
Ya no sé qué decir. Es un asunto que seguí desde el principio, porque lo veo una oportunidad tan grande para Lugo y Galicia que sería imperdonable que al final no se estableciese. Y además me resulta incomprensible cuando el empresario lo único que está pidiendo es esa ayuda de un dinero que hay pero que el Ministerio de Industria sigue sin mover casi tres años después. Sería gravísimo perder esta oportunidad. Y agradezco mucho la paciencia del empresario y del consejo de administración de Altri, que entendió las circunstancias y que pudiendo decir hasta aquí llegamos, pues siguen empeñados. Hace falta que se acaban definitivamente las largas y las dificultades y se le diga a Altri que va a tener ese dinero que, insisto, está en un cajón.

¿Y tiene futuro Alcoa?
Si tiene algún futuro, desde luego, es si todos seguimos unidos. Pudimos aprovechar la campaña para hacer sangre con la actitud del Gobierno central con las electrointensivas, pero siempre defendimos que lo mejor es la unidad. Acabamos de pedir que se reúna la comisión de seguimiento para ver esa operación de compra que acaba de hacer Alcoa y si influye en los compromisos que tiene que cumplir. Y si el Estado al final toma la decisión de intervenir Alcoa, va a contar con el apoyo de la Xunta. Tenemos que luchar por la viabilidad de la fábrica, sea con la empresa actual, con una venta o con una intervención.

Inversión
"Hay tres o cuatro proyectos potentes interesados en Galicia y hay que darles estabilidad y seguridad jurídica"

Antes citó el interés de empresas por invertir en Galicia, que consideran territorio atractivo. ¿Hay realmente proyectos sobre la mesa más allá de los ya conocidos?
Sí, sí, los hay, con tres o cuatro muy importantes. Sobre todo relacionados con las nuevas energías, offshore, hidrógeno... Hay mucho. Son oportunidades que van a pasar una vez y que tienen un efecto en todo el territorio, de ahí la importancia de la estabilidad, la seguridad jurídica y la aceptación de la sociedad, que tengan la menor oposición, porque la gente se da cuenta de que tienen un beneficio directo. Por lo tanto, ahora vamos a seguir avanzando y si las cosas salen bien, serán miles de puestos de trabajo que si no vienen aquí, se van a ir a otro sitio.

"El éxito electoral es por trabajo y acierto con los candidatos"

Alfonso Rueda (Pontevedra, 1968). PEPE FERRÍN
PEPE FERRÍN

Pontevedra es su provincia, pero más allá de ese factor del candidato lleva tres convocatorias electorales con unos resultados espectaculares para el PPdeG que mejoran los de A Coruña. ¿Cómo logró ese cambio de dinámica?
Trabajando y superando obstáculos y momentos complicados. Yo tenía claro que teníamos posibilidades de mejora en Pontevedra, porque cuando tienes resultados malos, y hubo momentos en que los del PP fueron malos, siempre puedes subir si haces las cosas bien. Fue poco a poco, y la recuperación de la Diputación influyó, además de reconquistar voto urbano, porque en Vigo acabamos de subir 10.000 votos y también en Pontevedra crecimos. Posiblemente también acertamos con los candidatos y candidatas a las elecciones municipales. Pontevedra, políticamente, lleva tiempo con su porcentaje de voto al PP por debajo de las otras, pero fuimos mejorando y devolveremos al partido al sitio que le corresponde.

¿Qué papel tiene Luis López Lugués en ese éxito?
Él fue quien me sucedió y yo siempre aspiro a que todos los políticos inteligentes mejoren a su predecesor. Creo que Lugués lo está haciendo muy bien en Pontevedra y el partido está cohesionado e ilusionado. En su día pregunté a mucha gente y todos coincidían en que él era la persona ideal para asumir este reto. Falta ahora por arreglar la cuestión de Vigo.

Alfonso Rueda (Pontevedra, 1968). PEPE FERRÍN
PEPE FERRÍN

Ya que lo cita, Vigo sigue siendo el gran lunar electoral del PPdeG, tras naufragar varios intentos de reconstrucción del partido allí. ¿Será esta vez la definitiva?
Hombre, yo espero que sí. Además, estamos en un momento de mejora de resultados en Vigo, de más unidad. Creo que acertamos con esta esta gestora se designó, que tiene que llevar a cabo la transición, pero la afronta en un momento más fácil para el partido, porque venimos de varios procesos electorales con buenos resultados. Así que creo que esta vez sí será.

¿Y a quién tiene en mente para liderar esta nueva etapa en Vigo?
Ahí afortunadamente hay tres o cuatro personas ahora mismo que podrían hacer ese papel perfectamente. Y decir eso es mucho decir, porque no es fácil a veces tener tantas opciones. Vamos a ver cómo pilota la gestora este proceso y se decidirá. Pero también estoy convencido de otra cosa: yo creo que cada vez en Vigo está calando menos ese mensaje de que hay que echarle siempre la culpa al enemigo exterior, a la Xunta de Galicia, cuando se ve fracaso tras fracaso de la política municipal.

Comentarios