Adif descarta pedir perdón por el accidente del Alvia al no sentirse responsable

El abogado del Estado Javier Suárez García considera que "no hay prueba de cargo" contra el ex director de seguridad de la empresa pública
Imagen de la señal institucional que muestra la sala donde se celebra el juicio del accidente del Alvia. LAVANDEIRA JR (EFE)
photo_camera Imagen de la señal institucional que muestra la sala donde se celebra el juicio del accidente del Alvia. LAVANDEIRA JR (EFE)

El abogado del Estado Javier Suárez García, que representa al administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif) en el juicio por el accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois (Santiago) en julio de 2013, ha señalado que es "difícil pedir perdón por algo de lo que uno no se siente responsable", en relación a la tragedia que provocó 80 muertes y 145 heridos y por la que están procesados el ex director de seguridad de la empresa pública y el maquinista de Renfe.

En cualquier caso, ha entonado un 'mea culpa' al considerar, personalmente, que sí hay "algo" en lo que Adif "podría haberlo hecho mejor", por la atención a las víctimas del siniestro ferroviario en los días y semanas posteriores a los hechos.

En la exposición de su informe final ante la jueza, en una de las últimas sesiones de la vista oral --que concluye la semana que viene--, el abogado del Estado ha advertido de que no podrá olvidar los testimonios que durante numerosas jornadas expusieron las víctimas y sus familiares ante la jueza, en la fase de responsabilidad civil.

"Algo que Adif podría haber hecho mejor" es haberse puesto en contacto con ellos. Así, Suárez García ha asegurado que lamenta "profundamente que la administración a veces se muestre distante y carente de empatía".

En este sentido, ha aludido a la pregunta que se hizo a los testigos sobre si alguien de Adif se había puesto en contacto con ellos después del 24 de julio de 2013, y ha reconocido que "todos dijeron que no" y "que se sintieron olvidados". Como funcionario con más de 30 años de carrera, ha lamentado esto "profundamente" y ha defendido que las personas que forman parte de Adif "no son así" y "lamentan que una organización cuyo principal valor es el servicio público no mostrase la sensibilidad que requerían las circunstancias".

Fallo absolutorio. En cualquier caso, ha planteado su largo informe, durante algo más de dos horas y media, con el que ha reclamado un fallo absolutorio para el acusado de Adif, Andrés Cortabitarte, ya que entiende que "no hay prueba de cargo" y "hay que juzgar a las personas por sus conductas y no por el resultado de sus conductas".

"Si tenemos dudas, hay que absolver", ha resaltado, alineado con lo que dijo en su día el fiscal para retirar su acusación contra el ex responsable de seguridad de la empresa pública. En este sentido, ha subrayado que, a su modo de ver, "Adif no causó el accidente", y ha argumentado que por pensar eso no son "ni insensibles, ni mentirosos, ni cínicos", ni quieren "engañar" a la jueza.

"Nos gustaría que eso se entendiera. Querríamos que lo entendieran las víctimas y su entorno. Es difícil pedir perdón por algo de lo que uno no se siente responsable. Pero como decía Borges, el perdón es un acto ajeno", ha advertido.

"Nada es comparable con el dolor de las víctimas y su entorno, pero les aseguro ha sido un antes y un después en el sector y la industria y las personas del sector sienten toda la solidaridad que se puede sentir hacia las víctimas", ha añadido. "Todos querrían haber podido realizar cualquier cosa" que evitase lo sucedido, ha apostillado.

Comentarios