jueves. 24.09.2020 |
El tiempo
jueves. 24.09.2020
El tiempo

Adif corta el tráfico ferroviario para retirar los vagones caídos al Sil

Vagones caídos al Sil. EFE
Vagones caídos al Sil. EFE
La Confederación Miño-Sil estudia una sanción económica

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) está trabajando para retirar los dos vagones caídos al cauce del río Sil en Carballeda de Valdeorras (Ourense) y otros dos que quedan en la zona tras el descarrilamiento, el pasado 28 de julio, de un tren de mercancías.

Por este motivo, aunque restableció desde las 06.40 de este miércoles el tráfico ferroviario, volvió a suspenderlo en torno a las 14.30 para iniciar las operaciones necesarias para retirar los vagones descarrilados, ya que "será necesario acondicionar la vía para tal fin", han señalado fuentes de Adif.

Así, se corta la circulación por la vía para garantizar el desarrollo de las operaciones de recuperación de los vagones "en condiciones de seguridad para todos los trabajadores y medios auxiliares". Estas tareas llevarán varios días, de acuerdo con las mismas fuentes.

SANCIÓN. La Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) ha manifestado este miércoles que no dio su autorización a la maniobra para retirar los vagones del tren accidentado en Carballeda de Valdeorras (Ourense) en los términos en los que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) la comunicó el domingo y que ha iniciado diligencias previas por la caída al cauce del Sil de dos vagones.

Los vagones estaban en la vía desde que el pasado 28 de julio un tren de mercancías que circulaba en la línea Monforte-Ponferrada descarriló cuando estaba llegando al núcleo de Sobradelo

El presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga, ha indicado, en una comunicación remitida a los medios, que el propio domingo se abrió "una instrucción" que sigue en marcha. "Contamos con que, al final de la semana siguiente esté instruido totalmente e incoado el expediente, que tiene que pasar por una sanción económica y, lo más importante, la restitución del daño ambiental causado, incluida la retirada de los vagones del dominio público hidráulico", ha afirmado.

Los vagones estaban en la vía desde que el pasado 28 de julio un tren de mercancías que circulaba en la línea Monforte-Ponferrada descarriló cuando estaba llegando al núcleo de Sobradelo, en Carballeda. El domingo, operadores de Adif empujaron dos vagones de las vías, uno de los cuales acabó en las aguas del río y el otro, volcado en la pendiente entre las vías y el cauce del Sil.

La CHMS ha explicado este miércoles que el mismo domingo por la mañana se recibió en sus oficinas una llamada del 112 Galicia comunicando la maniobra de retirada de los vagones, en la que se pedía autorización para la misma. La Confederación, ha relatado Quiroga, respondió que, "en las condiciones en las que lo solicitan, no es posible dar autorización".

La propuesta era, de acuerdo con el relato de la Confederación, "dejar caer" los vagones hacia el cauce del Sil para posteriormente retirarlos, "dada la dificultad de su recuperación y por cuestiones de seguridad".

El domingo por la tarde, para nuestra sorpresa, nos encontramos que la empresa ejecuta la acción de retirada de los vagones con el resultado que conocemos"

La CHMS comunicó que la operación no era "viable desde el punto de vista medioambiental en la forma planteada" y desplazó al lugar a personal de vigilancia.

"SORPRENDENTE ACTUACIÓN". "El domingo por la tarde, para nuestra sorpresa, nos encontramos que la empresa ejecuta la acción de retirada de los vagones con el resultado que conocemos", ha agregado Quiroga, que es también secretario de Organización del PSdeG, y ha indicado que se mismo día "se abre instrucción" por "tan sorprendente actuación" de la autoridad ferroviaria. La caída de las estructuras provocó el enturbiamiento momentáneo del agua.

Las diligencias previas determinarán los daños causados al dominio público hidráulico, ha indicado la CHMS, que ha añadido que sus servicios técnicos están haciendo un seguimiento de las "posibles afecciones a la calidad de las aguas" con muestreos periódicos, además de otras diligencias e investigaciones y visualizaciones de vídeos.

Así, determinarán los daños ocasionados y, "si estos fuesen constitutivos de infracción de la legislación de aguas", procederán a la incoación del correspondiente expediente sancionador.

Las diligencias previas determinarán los daños causados al dominio público hidráulico

De sus investigaciones, ha agregado el organismo, "se desprende que los vagones habrían sido empujados de forma intencionada para que se produjera su caída por el talud"·

CRÍTICAS. Un rosario de críticas ha sido la tónica dominante veinticuatro horas después del vídeo particular a través del cual se ha conocido que un vagón del tren operado por Renfe Mercancías que descarriló el pasado 28 de julio en Sobradelo (Ourense) había acabado en el fondo del río Sil y otro en un terraplén.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, que tiene al frente a Ángeles Vázquez en funciones, ha enviado este miércoles sendas misivas a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y al responsable de Transportes, José Luis Ábalos, con el objeto de interesarse por una “conducta totalmente inadmisible” y por ende de conocer las acciones que se adoptarán.

En el escrito dirigido a Ribera, la Xunta hace saber al Gobierno que agentes medioambientales suyos se desplazaron al lugar el martes, y que hoy volverán a hacerlo, para dejar constancia de lo acontecido al arrojar esas estructuras de gran tonelaje desde una línea ferroviaria propiedad del administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif).

La asociación ecologista Adega ha indicado que elevará el caso a Fiscalía por la presunta comisión de un delito contra los recursos naturales

La Dirección General de Calidad Ambiental, dependiente de este departamento autonómico, con competencia en materia de residuos, investiga a su vez por si hubiese alguna posible infracción en este sentido.

En el texto cuyo destinatario es Ábalos, la conducta presenciada recibe el calificativo de “totalmente inadmisible” y se destaca la voluntariedad en el proceder.

Tanto en una notificación como en la otra hay alusiones al entorno natural de Carballeda de Valdeorras, donde se registra este episodio, así como a la biodiversidad y paisaje de la zona en cuestión.

La asociación ecologista Adega ha indicado que elevará el caso a Fiscalía por la presunta comisión de un delito contra los recursos naturales y la defensa del medio ambiente, mientras que las plataformas de defensa del tren han dejado constancia en redes sociales de su repudia por lo exhibido.

Todos los vagones, destaca su comunicado, se encontraban vacíos, por lo que no se produjo "ningún tipo de riesgo asociado al vertido de la carga"

La mayoría de los partidos políticos han coincidido a su vez en tildar de barbaridad este hecho y el líder de Vox, Santiago Abascal, ha escrito un tuit en el que alude a la condición de gallega de la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, al escribir: “La presidenta de Adif, una gallega que contamina el Sil”.

La mencionada entidad pública empresarial, a su vez, ha abierto una investigación para conocer todos los detalles de lo sucedido en las maniobras de encarrilamiento de once vagones del tren operado por Renfe Mercancías que descarrilaron el pasado 28 de julio en Sobradelo (Ourense), interceptando y causando importantes daños en la línea León-A Coruña.

Todos los vagones, destaca su comunicado, se encontraban vacíos, por lo que no se produjo "ningún tipo de riesgo asociado al vertido de la carga".

En las labores de encarrilamiento, en las que colaboraba Renfe, era necesario, justifican, apartar cuatro vagones para reparar la vía.

La prioridad de Adif en este momento, concluye la nota, “sigue siendo retirar los vagones descarrilados, así como revertir los daños que se hayan podido producir en el entorno"

Dada la complicada accesibilidad de la zona, y con el objetivo de garantizar la seguridad de los trabajadores, se trataba, prosiguen, de una condición indispensable previa para situar una grúa ferroviaria en paralelo a los vagones y suspenderlos para encarrilarlos.

“Durante esas maniobras, un vagón se pudo desplazar correctamente, pero el segundo de los vagones se precipitó ladera abajo, hasta la ribera del río Sil”, recoge su nota.

Adif está analizando a fondo todas las acciones efectuadas durante las actividades de retirada del material descarrilado y, una vez se disponga de todos los datos, se depurarán, en su caso, las responsabilidades pertinentes.

La prioridad de Adif en este momento, concluye la nota, “sigue siendo retirar los vagones descarrilados, así como revertir los daños que se hayan podido producir en el entorno a la mayor brevedad posible. En este sentido, Adif se encuentra en permanente contacto con las autoridades medioambientales”. 

Adif corta el tráfico ferroviario para retirar los vagones caídos...
Comentarios